jueves, 14 de abril de 2016

Cultivar la propia vida




DÍA 14

Con Jesús por la mañana. “Es menester promover la dignidad del trabajo agrícola, en el cual el hombre, de manera tan elocuente, “somete” la tierra recibida en don por parte de Dios y afirma su dominio en el mundo visible” (Laborem Exercens, San Juan Pablo II). Mi vida es don de Dios que debo cultivar, hacerla culta, para que la semilla del Reino pueda crecer y fructificar.

Con Jesús durante el día. Hoy tendré presente que mi vida es don, regalo, de Dios y para cuidarla, no tendré conversaciones criticando a otras personas, porque hacen crecer la cizaña en mi campo, en mi corazón.

Con Jesús por la noche. Agradezco a Jesús ser más consciente del don de mi vida. Hoy, ¿Cuidé mis conversaciones para no dejar entrar las semillas de la discordia en mi corazón? Pido perdón. Mañana, repararé la dignidad de la persona de la que hablé mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll