viernes, 8 de abril de 2016

Siembra buenas palabras




DÍA 8

Con Jesús por la mañana. El trabajo del agricultor es silencioso. Trabaja el campo con esfuerzo y pocas veces sabemos de sus sacrificios. Nuestro campo es el propio corazón. No juzgues a tu hermano por lo que simplemente ves. ¿Conoces el esfuerzo que hace por mejorar o los padecimientos que tiene? Estamos llamados a ser agricultores solidarios que contribuyen a que el corazón de los demás dé buenos frutos. Reconoce los esfuerzos de los demás en lugar de criticar. Todos necesitamos palabras de aliento.

Con Jesús durante el día. Hoy no criticaré ni juzgaré a los demás por lo que veo. En lugar de resaltar sus fallos y errores, reconoceré sus logros y aciertos.

Con Jesús por la noche. Agradezco por el día que termina. ¿Con qué sentimientos termino el día? Hoy, ¿Reforcé positivamente a los demás? Pido perdón. Mañana, estaré más atento para reconocer los aciertos y logros de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll