martes, 26 de abril de 2016

Vivir en esperanza



DÍA 26

Con Jesús por la mañana. "La tierra da fruto por sí sola; primero el tallo, luego la espiga, y después el grano lleno en la espiga. Tan pronto como el grano está maduro, se le mete la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha. “(Mc 4, 28-29). Nuestra vida espiritual es un proceso que se asemeja al proceso natural de la agricultura. Dios nos enseña a vivir en la esperanza, a comprender que no todo depende de nuestras fuerzas. Dios riega nuestros pequeños esfuerzos.

Con Jesús durante el día. Durante este día ejercitaré la paciencia para disfrutar de la gratuidad de sus frutos. Dejaré de lado los pensamientos que me quitan confianza y fe en Dios. Estaré atento a la novedad que el día me regala.

Con Jesús por la noche. Agradezco a Dios la paciencia que tiene conmigo. ¿Con qué sentimientos termino el día? Hoy, ¿Fui impaciente y ansioso con los demás? Pido perdón. Mañana, cultivaré el don de la paciencia y de la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll