domingo, 8 de mayo de 2016

Compasión de madre




Con Jesús por la Mañana.  Jesús llama a la compasión y al perdón frente a una mujer de su tiempo acusada públicamente por sus pecados. "Mujer, ¿dónde están? ¿Nadie te ha condenado? Ella contestó: Nadie, Señor. Jesús le dijo: Tampoco yo te condeno. Ve y en adelante no peques más." (Jn 8, 10-11). La mujer que merecía castigo por la ley de su época es mirada por Jesús con un amor y una ternura que le devuelve la dignidad de ser amada por el Padre. ¿Eres una persona que condena a los demás sin conocer a fondo la situación por la que atraviesan?

Con Jesús durante el día. Hoy tendré gestos de compasión ante lo que no considero bueno en las personas con las que comparto el día, aceptando su lado flaco, acogiéndolos, y dándoles aliento en sus dificultades.

Con Jesús en la noche. Al cerrar el día doy gracias a Dios por las fragilidades que hoy he podido acoger y fortalecer en los demás. ¿He juzgado hoy a alguna de las mujeres con quien traté en este día? Pido perdón. Mañana me propongo ser más misericordioso con mis fragilidades y con las de los demás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll