viernes, 20 de mayo de 2016

Lumbre





20 de mayo

Con Jesús por la Mañana. El fuego no necesita deslumbrar como la luz eléctrica, ni hervir como el agua hirviendo. Deslumbra más que el agua y calienta más que la luz. La mujer es como el fuego, o mejor, el fuego es como la mujer. Como del fuego, se espera de la mujer que ilumine y ventile, no mediante asombrosas revelaciones, sino con la idea de sensatez, ese hogar intelectual al cual se debe siempre retornar. ¿Soy sencillo y humilde al servir o busco que todos sepan que lo hago?

Con Jesús durante el día. Hoy al pedir algo a alguien, me aseguraré de proporcionarle toda la ayuda que necesite para poder realizar el encargo.

Con Jesús en la noche. Agradezco a Jesús la ayuda recibida. ¿Pude enseñar y ayudar a mis colaboradores? Pido perdón. Mañana seré más explícito en mis pedidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll