sábado, 11 de junio de 2016

El regalo de mis padres




11 de junio

Con Jesús por la mañana.  vidas que enriquecen. “En la calle te encuentras con gente en condiciones muy precarias como estoy yo en este momento. Yo fui echada de mi casa por mi propia hija y ese es el dolor más grande que tengo en mi corazón. Pero estoy bien, compartiendo con personas que están en mi misma situación, para poder seguir aguantando el dolor.” (Mari, calles de Mendoza, Argentina). A imitación del Corazón de Jesús seré alivio para otros, me acercaré con una palabra, una caricia, a quien se sienta angustiado. Ofrezco mi día por las intenciones del Papa, teniendo presente especialmente a quienes viven solos y marginados.

Con Jesús durante el día.  «Honra a tu padre y a tu madre, como el Señor tu Dios te ha mandado, para que tus días sean prolongados y te vaya bien en la tierra que el Señor tu Dios te da.» (Deut 5, 16). Sé agradecido con los que te dieron la vida.

Con Jesús por la noche.  Agradezco al Corazón de Jesús por este día, por las personas y por los encuentros. Hoy, ¿Escuché atentamente a mis padres, hermanos, amigos, etc.? ¿Me di cuenta de sus necesidades y deseos? ¿Tuve compasión de sus heridas? Pido perdón, mañana los trataré con bondad y ternura.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll