jueves, 30 de junio de 2016

Movernos hacia fuera




30 de junio

Con Jesús por la mañana.  “Espero lío… quiero que la Iglesia salga a la calle, quiero que nos defendamos de todo lo que sea mundanidad, de lo que sea instalación, de lo que sea comodidad, de lo que sea clericalismo, de lo que sea estar encerrados en nosotros mismos” (Papa Francisco). Ofrezco mi día al Sagrado Corazón por las intenciones del Papa. ¿Cómo puede reflejarse en mi día, de modo concreto, esta invitación a salir de mi mismo, de mi comodidad, a la calle en favor de otra persona? Busco en mi día oportunidades para responder a este llamado.

Con Jesús durante el día.  «¿Por qué piensan mal? ¿Qué es más fácil, decir: se te perdonan tus pecados; o decir: levántate y camina?» (Mt 9, 4-5). ¿Qué personas cercanas necesitan que les anime en sus vidas? Me acercaré para ayudar a quien necesite de ánimo y esperanza. Corazón alegre de Jesús, ¡Haz mi corazón semejante al tuyo!

Con Jesús por la noche.  Agradezco al Corazón de Jesús este peregrinar junto a sus preferidos y de la mano de su Corazón misericordioso. ¿Cómo viví “salir de mí mismo”? ¿Qué aprendí este mes? ¿Pude reconocer qué significa en mi vida de manera concreta el estilo de vida de Jesús? Pido perdón. A partir de mañana profundizaré en este llamado que es para toda la vida y todos los días. Corazón bondadoso de Jesús cautiva mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll