jueves, 16 de junio de 2016

Un corazón bueno



16 de junio

Con Jesús por la mañana.  vidas que enriquecen. “Tengo que verlo como un Cristo, este joven interno podría ser tu hijo, o el mío. Es el que no tuvo oportunidades, o no las supo ver. Tal vez él creía que tenía buenos hábitos, porque salía a robar, cada vez con más saña y precisión. Destrezas adquiridas, dirán los pedagogos, a temprana edad, nunca se olvidan, es su naturaleza apropiarse de lo ajeno. Tengo que verlo como un Cristo, un corazón bueno que late por la humanidad” (Norma, voluntaria Penal Santiago del Estero, Argentina). Ofrezco mi día al Corazón de Jesús por las intenciones del Papa, con gratitud miraré a todos mis hermanos con los que hoy me encuentre, descubriendo a su Cristo interior.

Con Jesús durante el día.  «Cuando ustedes recen no sean charlatanes como los paganos, que piensan que por hablar mucho serán escuchados» (Mt 6, 7) Rezaré al Corazón de Jesús por quienes están presos para que en el silencio y repasando su difícil pasado, vislumbren un futuro donde puedan enmendar sus modos de proceder. Corazón misericordioso de Jesús manifiéstate en sus corazones.

Con Jesús por la noche.  Agradezco el día. ¿Ofrecí mi día por quienes están privados de su libertad? ¿Cómo me sentí? ¿Evité juzgar los actos que los llevaron a la cárcel y centrarme en el corazón y la esencia de su persona? ¿Fui misericordioso con ellos? Pido perdón. Mañana romperé con el mal hábito de juzgar a los demás. Corazón manso de Jesús amansa mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll