miércoles, 20 de julio de 2016

Con Jesús sembrador





Miércoles 20 de julio

Con Jesús por la mañana. Jesús se compadece de los que lo siguen porque están como ovejas sin pastor. Se detenía cada vez a enseñarles con lenguaje sencillo, con imágenes que todos entendían porque hablaba de lo que vivían cotidianamente. Jesús siembra semillas de amor, de sanación, de fraternidad, de comunión entre los hermanos. Enseñó que la grandeza del hombre está en su generosidad para compartir, en la capacidad de compadecerse del que sufre, en perdonar las ofensas, y pedir perdón a quien se ofendió. Jesús quiere que las semillas del evangelio sean sembradas también por nosotros en nuestra vida. Ofrezco mi día por las intenciones del Papa. ¿Cuánto fruto dan las semillas sembradas por Jesús en mi vida? ¿Qué siembro yo?

Con Jesús durante el día. «Les explicó muchas cosas con parábolas: - Salió un sembrador a sembrar» (Mt 13, 3). Lo que siembras es lo que cosecharás. ¡Detente! Piensa un momento. ¿Qué semillas estás sembrando? Lo que siembras refleja quién eres. Siembra semilla del buen humor ante las dificultades.

Con Jesús por la noche. Agradezco mi día a Jesús. ¿Con qué palabras sembraste el corazón de los demás? ¿Pude darme cuenta que estoy llamado a fecundar una semilla que me es regalada? Pido perdón. Mañana ayudaré en la misión de hacer germinar las semillas que Jesús siembra en mí y en mis cercanos. Pido para que los pueblos indígenas sean fecundos en perdonar por el descuido que sufren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll