sábado, 16 de julio de 2016

Con la mirada en el Padre




Sábado 16 de julio

Con Jesús por la mañana.  Jesús vivió mirando a su Padre y dejándose mirar por Él, y su misión fue darnos a conocer el Amor de su Padre. Pero ese camino no estuvo libre de dificultades, Jesús es tentado a desviarse y elegir otros caminos para hacer conocer su mensaje. Él conoce la tentación a la que nosotros también estamos expuestos. El maligno nos tienta con pensamientos, con sentimientos y hasta con actitudes que siembran desamor, discordia, división, aunque tengamos poca conciencia de ello. Ofrezco mi día por las intenciones del Papa. Reflexiona, ¿Te das cuenta cómo eres tentado a sembrar división, enemistad y discordia?

Con Jesús durante el día. «Cualquiera que haga la voluntad de mi Padre del cielo, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre» (Mt, 12, 50). Combate la tentación de la enemistad y la división. Ayuda a la persona con quién no tienes mucha afinidad. ¡Vence el mal con el bien!

Con Jesús por la noche.  Agradezco a Jesús el día. ¿Pude reconocer los pensamientos, sentimientos o actitudes que siembran división o discordia? ¿Pude luchar con la tentación? Pido perdón. Mañana pediré ayuda a Dios suplicando “Dios mío ven en mi auxilio”. Pido para que los pueblos indígenas puedan integrarse a la convivencia con otras culturas en un marco de respeto y libertad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll