lunes, 19 de septiembre de 2016

Amar al pobre




Lunes 19

Con Jesús por la mañana. «Un aspecto fundamental para promover a los pobres está en el modo en que los vemos. Para buscar efectivamente su bien, dijo el Pontífice, lo primero es tener una verdadera preocupación por su persona, valorarlos en su bondad propia. Pero, una valoración real exige estar dispuestos a aprender de ellos. Los pobres tienen mucho que enseñarnos en humanidad, en bondad, en sacrificio» (Radio Vaticana, 12 julio 2015) ¿Qué significa para ti la pobreza? ¿Con qué ojos miras a los pobres, son objeto de tu ayuda o son tus hermanos a quien amar?

Con Jesús durante el día. «Nadie enciende una lámpara y la cubre con una vasija o la mete debajo de la cama, sino que la coloca en el candelero para aquellos que entran vean la luz» (Lc 8, 16). Ayudar a quien menos tiene es abrazarlo en amor, interesarme por su vida, no sólo darle cosas. Acércate a una persona necesitada, bríndale contención y afecto, dialoga con ella.

Con Jesús por la noche. Agradece el día.  Da gracias por los pequeños y grandes momentos que te llenaron de alegría y felicidad. Ahora pregúntate, ¿Cuál fue el momento del día en el que te sentiste pleno? ¿Cuál fue el momento en el que no te sentiste libre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll