jueves, 8 de septiembre de 2016

Dejarse amar por Dios




Jueves 8

Natividad de la Virgen María

Con Jesús por la mañana. Inicia tu día de la mano de María, la Madre de todos. Ella vivió libre y sencilla y, en el marco de su vida silenciosa, desafió las estructuras de su época con su “sí” de amor. Sólo buscó agradar a Dios. Despréndete hoy de la mirada ajena, es Dios padre quien te invita a vivir un día más, porque te ama, porque confía en ti y elige amarte de manera única y especial. Recuerda que hoy Dios no tiene nada más importante que hacer que amarte a ti. Ofrece tu día por las intenciones del Papa. Cuando inicies tu día pon en tu corazón la idea de que Dios está buscándote para mirarte y repetirte al oído “Te amo”. ¿Qué le responderías?

Con Jesús durante el día. «José, Hijo de David, no temas recibir a María como esposa tuya, pues la criatura que espera es obra del Espíritu Santo» (Mt 1, 20) Reflexión: ¿Cuán pendiente estás de la opinión de los demás?

Con Jesús por la noche. Repasa y agradece el día. ¿Con qué pensamientos y sentimientos comenzaste el día? ¿Surgió algún pensamiento o sentimiento que te acompañó todo el día? ¿Qué fue lo mejor del día? ¿Qué fue lo desagradable de hoy?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll