viernes, 9 de septiembre de 2016

Desear el bien con paciencia




Viernes 9

San Pedro Claver

Con Jesús por la mañana. No sólo debemos desear el bien, sino también procurar y contribuir para que sea una realidad. Muchas veces perdemos la paz porque nos inquietan los defectos de los demás. Nos lastiman y nos hieren su manera de ser y queremos que cambien y se transformen. Nada arruina tanto el crecimiento de una persona como querer que sea inmediato. La paciencia, la tolerancia amorosa y la espera prudente son los mejores aportes que podemos hacer al progreso de nuestros hermanos. Ofrece tu día por las intenciones del Papa. ¿Cómo contribuyes a que los demás cultiven lo bueno que hay en ellos?

Con Jesús durante el día. «¿Por qué te fijas en la pelusa que está en el ojo de tu hermano y no miras la viga que hay en el tuyo?» (Lc 6, 41). Ten presente lo siguiente: A veces los defectos de los demás nos resultan insoportable porque vemos los propios defectos reflejado en los otros.

Con Jesús por la noche. Reconocer a las personas. ¿Con quiénes estuviste hoy? ¿Recuerdas algún encuentro personal en concreto? ¿Qué te dejaron esos encuentros? ¿Dijiste algo que no debías o actuaste mal con alguien?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll