lunes, 5 de septiembre de 2016

Hacer el bien a mi hermano




Lunes 5

Santa Madre Teresa de Calcuta

Con Jesús por la mañana. No basta vivir pendientes de evitar el mal o de no quebrantar las normas: Es necesario hacer el bien. No es suficiente con «no matar» sino arrancas la agresividad de tu corazón. Lo importante no es sólo hacer el bien a los amigos, sino atender al que te necesita, aunque no sea tu amigo. No basta con amar al que te ama, sino amar al que te condena, rezar por el que te desprecia y no espera nada de ti. De lo contrario, ¿en qué superas la hipocresía de los fariseos? Ofrece este día por las intenciones del Papa. ¿Cuánta energía dedicas a contribuir con el bien de los demás?

Con Jesús durante el día. «Yo les pregunto qué está permitido en sábado: ¿Hacer el bien o el mal? ¿Salvar una vida o destruirla?» (Lc 6, 9). Presta atención a las necesidades de las personas que tienes cerca. Con un abrazo, una palabra de aliento, o un pequeño favor seguro aliviarás su tarea.

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día de hoy. Trae a la memoria lo que haz vivir hoy. ¿Cómo has contribuido a que la vida de los que estás cerca de ti fuera más agradable? ¿Dejaste de hacer bien que pudiste hacer? Pide a Jesús un corazón más atento a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll