jueves, 22 de septiembre de 2016

No te apresures a juzgar




Jueves 22

Con Jesús por la mañana. Al iniciar el día prepárate para que algunas cosas nos salgan
como las has planeado. Tal vez no se cumplan tus expectativas, ni las personas harán lo que esperas. Tendrás dificultades aun cuando hayas tomado todos los recaudos para evitarlos. Sólo por hoy anímate a ser observador de esos momentos que no te gustan tanto, como si vieras pasar delante de ti como el agua de un río. No juzgues, si está bien o si está mal, si es desagradable o no, no te apresures a actuar.  Deja fluir esos momentos como el agua turbia y barrosa hasta que aclare. Ofrece tu día por las intenciones del Papa. ¿Cómo te dispones a empezar tu día?

Con Jesús durante el día. «Herodes se enteró de todo lo sucedido y estaba desconcertado» (Lc 9, 7). Mira, escucha, deja fluir la realidad. No te apresures a contestar, a juzgar y hablar. Has lugar a que las cosas acontezcan, aunque no te gusten.

Con Jesús por la noche. Repasa y agradece el día. ¿Con qué pensamientos y sentimientos comenzaste el día? ¿Surgió algún pensamiento o sentimiento que te acompañó todo el día? ¿Qué fue lo mejor del día? ¿Qué fue lo desagradable de hoy?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll