domingo, 25 de septiembre de 2016

Vivir despresocupados





Domingo 25

Con Jesús por la mañana. En el evangelio de hoy Jesús habla de un rico poderoso, cuyo pecado es vivir despreocupado, alejado y desinteresado de su hermano que lo necesita. El rico, que no necesita nada, no ve al que necesita de él. “Un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico, pero nadie se lo daba.” (Lc 16, 19-21). Ofrece tu día por las intenciones del Papa. ¿Qué te dicen a ti estas palabras de Jesús?

Con Jesús durante el día. Hay ocasiones en nuestra vida en la que estamos tan centrados en nosotros mismos que no somos conscientes de lo que viven quienes están a nuestro lado. ¿Sabes por lo que están pasando quienes están a tu lado?

Con Jesús por la noche. Repasa tu fin de semana. ¿Qué fue lo más significativo de estos días? ¿Qué cosa te dejo el corazón encendido de felicidad? ¿Qué hubieras deseado que no ocurriera? ¿Alguien necesita que le pidas perdón? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll