miércoles, 14 de diciembre de 2016

Allanar el camino



Jueves 15

Con Jesús por la mañana. Habrá momentos en los que no tengas un papel protagónico en las cosas que vivas y serás sólo quien prepara o allana el camino a otros. Recuerda que no se trata de cuán importante sea lo que hagas sino de cuánto amor y fidelidad pones en lo que haces. La vida no es una carrera para alcanzar reconocimientos. ¡Presta atención! A veces para que las grandes obras crezcan tú tienes que disminuir. Allí está tu amor y tu valor, en disminuir para que Él crezca en ti y en los otros. Allana el camino de los demás. ¿Ayudas a que tu prójimo crezca o les pones algún impedimento? Ofrece todo lo que hoy vivas por las intenciones del Papa. Colabora con los demás, ayúdalos a crecer.   

Con Jesús por la tarde. «A este se refiere lo que está escrito: Mira yo envío delante a mi mensajero para que te prepare el camino» (Lc 7, 27). Sé hoy mensajero de la Buena Noticia. Facilita la labor de los demás. Libérate de la envidia. Cuida tu pureza de corazón. Repite al ritmo de la respiración «Dame, Señor, un corazón puro…» mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Da gracias y pide luz. Dios estuvo hoy contigo, la riqueza y la sabiduría interior crecerán, si reconoces el paso de Dios por los acontecimientos que vives. Agradece las vivencias, experiencias, encuentros, lugares, personas de hoy. Pide luz… ¿De qué te hiciste consciente hoy? ¿Alguien necesita que le pidas perdón? ¿Hay necesidad de enmendar algo?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll