martes, 13 de diciembre de 2016

Obras más que palabras



Martes 13

Con Jesús por la mañana. El amor a Jesús y a los hermanos ha de ponerse en obras más que en palabras. De nada ayudan las grandes prédicas, ni los discursos sobre el amor a Dios, a la familia y los hermanos si los gestos no acompañan el sentido de las palabras. Las personas que tienes cerca no necesitan discursos, ni sermones sino gestos amorosos, comprensión, alivio y aliento. En el camino a Dios y en el proyecto de humanizar este mundo, hacen falta hombres y mujeres que hablen menos sobre el amor y amen más. Personas con sinceridad de corazón que diariamente den pasos concretos de conversión personal y de ayuda amorosa a sus hermanos. ¿Pones en obras tus palabras? Ofrece tu día por las intenciones del Papa, haz click y reza con miles de personas.    

Con Jesús por la tarde. «Y Jesús les contestó: Les aseguro que los recaudadores de impuestos y las prostitutas entrarán antes que ustedes al Reino de Dios» (Mt 21, 31). La verdadera conversión del corazón no está en las bellas palabras, sino en los gestos concretos de amor y perdón. ¿Has dicho a los que amas, con tus palabras u obras, cuántos los quieres? ¿Has pedido perdón si ofendiste? Repite al ritmo de la respiración «Señor, dame la gracia de amar …» mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Pon un nombre a tu día. Busca aquietar tu corazón. Repasa el día vivido. ¿Hubo algún acontecimiento que te afectó en especial durante el día? ¿Cómo te sientes ahora? ¿Qué ha sido lo más significativo de tu día? Mirando lo vivido, ¿Qué nombre pondrías a tu día? ¿Por qué?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll