sábado, 10 de diciembre de 2016

Tiempo de espera



Sábado 10

Con Jesús por la mañana. El Adviento es esperanza en el Hijo de Dios que viene, ¿lo recibimos? Prepara tu corazón a su llegada. Es un tiempo para esperar y disponerse a recibir a Jesús con corazón humilde y manso como el suyo. Para Él no fue un valor negociable mantener su dignidad de Dios, sino que se despojó y decidió compartir nuestra condición humana, frágil y vulnerable. Jesús se propuso manifestar el amor de su Padre corriendo el riesgo de no ser recibido y de que no hubiera lugar para Él. La persona que ama se arriesga. Él se arriesgó por amor a ti. ¿Cómo te preparas para recibir a Jesús? Ofrece tu día por las intenciones del Papa: Para que en ninguna parte del mundo existan niños soldados. Anímate a manifestar el amor con sencillez. Haz click y reza con miles de personas.  

Con Jesús por la tarde. «Jesús respondió: Elías tiene que venir a poner en orden todas las cosas. Pero les aseguro que Elías ya vino, no lo reconocieron y lo maltrataron» (Mt 17, 11-12). ¿Cómo está tu vida de ordenada? ¿La vida que llevas te da respiro? Repite al ritmo de la respiración «Señor, ordena tú mi corazón…» mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Agradece y entrega el día. Busca un lugar tranquilo, respira hondo y toma conciencia que estás en presencia de Jesús. Da gracias por el día vivido. ¿Cómo te sientes en este momento? ¿Qué hecho quedó resonando en ti? Tómate un momento. ¿Qué quieres entregar a Jesús?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll