sábado, 19 de marzo de 2016



Bondad y justicia

Día 19

Con Jesús por la mañana: “El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: -«José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María… Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados.” (Mt 1, 18-21. 24a)

Propósito durante el día: Examina los sentimientos de bondad y justicia que eres capaz de transmitir a los demás.

Con Jesús por la noche: Agradezco la jornada. ¿Qué dirían mis hermanos acerca de lo que sembré hoy en cada encuentro? Pido perdón. Mañana pondré bondad, aún en medio de las dificultades.

viernes, 18 de marzo de 2016




La coherencia

Día 18

Con Jesús por la mañana: “Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis, pero si las hago, aunque no me creáis a mí, creed a las obras..” (Jn 10, 37-38)  Porque al final, se reduce a eso… a lo que haces. No me hables de tus ideales si no se pueden ver en tus acciones diarias. No me hables de tus sueños si tu forma de vivir entierra los sueños de los más vulnerables. No me hables de misericordia si nunca has mirado a los ojos de los que siempre están en los márgenes.
Propósito durante el día: ¿Quieres saber quién eres o dónde estás? Haz una lista de las cosas que haces. Por sus obras los conoceréis…
Con Jesús por la noche: Agradezco lo vivido durante el día. ¿He sido coherente entre lo que dije y cómo actué? Pido Perdón. Mañana no juzgaré y descubriré la bondad que habita en mi hermano.

jueves, 17 de marzo de 2016




Mi tesoro

Día 17

Con Jesús por la mañana: De vez en cuando conviene volver a hacerse esta pregunta. ¿Dónde pongo las expectativas, los anhelos, las ilusiones? Si es en un espejo o en un fajo de billetes. O en los aplausos o el éxito. O en algunos nombres. O en la fe. Y la justicia. Y la gente. Es importante saber lo que me llena, lo que me inquieta, lo que me ocupa y me preocupa, a lo que le doy la oportunidad de quitarme la tranquilidad. Porque ahí es donde estoy viviendo con más implicación.

Propósito durante el día: Hoy reflexionaré sobre aquellas cosas que captan mi atención, ¿Dónde tengo puesto el centro de mi corazón? ¡dónde tengo anclados mis afectos?. Escribiré lo que surja de mi interior.

Con Jesús por la noche: Agradezco a Jesús por mi vida. ¿Qué llena mi vida? ¿Me dan paz y tranquilidad mis expectativas? Pido perdón. Buscaré aquello que ayude a mi alma y me acerque a los demás.

miércoles, 16 de marzo de 2016


El Amor

Día 16

Con Jesús por la mañana: No es posible separar el amor de Dios del amor al prójimo. Si se separan es que no estamos amando ni a Dios, ni al prójimo. La mediación entre Dios y los humanos es Jesús. Queremos a Dios en “lo humano”. Por eso nuestro amor “a lo humano” es nuestro amor “a Dios”. No tenemos otra posibilidad. Seguir a Jesús supone renuncia (a nuestras comodidades,  seguridades…)  y  compromiso (por los más pobres, los necesitados, los abandonados y desechados por nuestra sociedad).

Propósito durante el día: Hoy tendré gestos de atención con los que tengo cerca. Los ayudaré en su trabajo, les regalaré tiempo y espacio. Haré que se sientan a gusto conmigo para mostrarles que mi fe no se desentiende de los gestos concretos de amor, ternura y solidaridad.

Con Jesús por la noche:  Agradeceré a Jesús por la oportunidad de amarlo en todo lo que me rodea. ¿pude hoy “amar y servir” en lo que me tocó vivir? Pido perdón. Mañana amaré más la vida que se me regala.


martes, 15 de marzo de 2016

Vivir en serio

Día 15

Con Jesús por la mañana: ”Yo hago siempre lo que a Él le agrada” (Jn 8, 29). Lo que agrada a Dios es tomarse la vida en serio. Vivir –o tomarse la vida– en serio, es saber que nuestro tiempo es valioso. Que es mejor amar que odiar, y es mejor dar(se) que ahorrarse para nada. Es elegir algunas causas por las que dejarse la piel, batallas que te quiten el sueño, que te suban al cielo, que te arranquen sonrisas y te llenen de anhelo. Hay tantas facetas en nuestra vida donde podemos ponerlo todo en juego: el estudio, el trabajo, el amor, la familia, el cansancio, el descanso…

Propósito durante el día: Hoy dedicaré un tiempo especial a alguna persona de mi familia, amigos, compañeros de trabajo; una charla, un café, un paseo para estar y compartir gratuitamente la vida con ellos.

Con Jesús por la noche: Agradezco a Jesús por el tiempo que me regala en esta vida. ¿Soy consciente de que mi tiempo es valioso y me ha sido dado para ser hombre/mujer con y para los demás? ¿Mi tiempo es entrega a otros? Pido perdón. Mañana seré generoso con mi tiempo.


lunes, 14 de marzo de 2016


Reflejos de la Luz

Día 14


Con Jesús por la mañana: “Yo soy la luz del mundo” (Jn 8, 12). Debemos ser reflejos de esa Luz que es el mismo Cristo que nos lleva al Padre, debemos ser espejos donde se refleje quien nos da la Luz, quien nos da la Vida. En la medida en que me identifique con las costumbres de Jesús, con las preocupaciones de Jesús, con sus preferencias y deseos, en esa misma medida estaré haciendo realidad el mundo que Dios quiere.


Propósito durante el día: Hoy abrazaré con cariño a quien necesite cobijo, haré un favor sencillo a quien esté necesitado, daré una palabra de aliento al que esté triste, seré luz en los ambientes en los que esté hoy.

Con Jesús por la noche: Agradeceré el día y las oportunidades para ayudar. ¿Cómo me he sentido hoy? ¿Fui reflejo de la luz de Jesús en mis actitudes? Pido perdón. Mañana seré más sensible a las necesidades de las otras personas.

domingo, 13 de marzo de 2016

 
La mirada de Jesús
 
Día 13

Con Jesús por la mañana: A menudo somos jueces implacables con las personas con las que nos toca vivir. Nos convertimos en tribunal que salva o condena, que juzga y sentencia. Jesús nos invita a mirar hacia adentro, a descubrir el Amor que Dios ha puesto en mí, para liberarme de la ley, y tratar de ver a los demás con esa mirada amorosa, limpia que no juzga ni  condena, sino que deja vivir en libertad y levanta a los demás de sus miserias….

Propósito durante el día: Hoy evitaré corregir todo lo que a mis ojos se ve imperfecto, aplicaré a los hechos la pregunta ¿estoy mirando con amor lo que quiero mejorar? y no intervendré si no me mueve la ley interna del amor.
 
Con Jesús por la noche: Agradezco el Amor de Dios que me habita. ¿Miré amorosamente los acontecimientos del día? ¿Miré con amor a las personas y lo que hicieron? Pido perdón. Mañana acogeré con caridad la fragilidad y el error.

Blogroll