sábado, 2 de abril de 2016

Ser grande en lo pequeño




DÍA 2 de abril

Con Jesús por la mañana. La semilla que el Sembrador siembra en nuestros corazones es como un grano de mostaza: al sembrarla es la más pequeña de las semillas, pero cuando crece se convierte en las más alta que las demás hortalizas, y las aves pueden anidar a su sombra. (Cfr. Mc 4, 30-32). Los pequeños trabajos cotidianos, como un grano de mostaza, pueden crecer y dar mucho fruto si los hacemos con amor y entrega. Ellos pueden ser grandes servicios en los que otros encuentren descanso si los realizamos con calidez y generosidad.

Con Jesús durante el día. Hoy pondré mucho amor, detalle y atención en las tareas más pequeñas y sencillas que realice, ofreciéndole a Dios por amor a Él y mis hermanos.

Con Jesús por la noche. Agradezco por lo vivido hoy. ¿Qué sentimientos quedaron resonando en mi corazón? ¿Qué pensamientos estuvieron presente todo el día? Hoy, ¿realicé mi trabajo con responsabilidad y dedicación? Pido perdón. Mañana, realizaré mi trabajo como una ofrenda a Dios y servicio al prójimo.

viernes, 1 de abril de 2016




El cuidado personal

DÍA 1

Con Jesús por la mañana. “¡Escuchen con atención! Salió un sembrador a sembrar” (Mc 4,3), El Padre es el sembrador quien siembra en su campo, nuestros corazones, la buena semilla de su Palabra. De nosotros depende arar el campo, preparar la tierra, removerla, abonarla para que al caer la semilla encuentre el sustrato y los nutrientes que le permita germinar, crecer y dar fruto a su tiempo. 

Con Jesús durante el día. Hoy me propongo cuidar la tierra de mi corazón de pensamientos y sentimientos que lo endurecen. Buscaré abonarlo con gestos tiernos hacia los demás, principalmente con los que estoy enemistado, para mantener la tierra libre de durezas. 

Con Jesús por la noche. Agradezco por el día de hoy. ¿Qué sentimientos y pensamientos rondaron en mi mente y corazón? Hoy, ¿Aboné pensamientos que alimentaron rencores, envidias, celos, etc.? Pido perdón. Mañana estaré más atento a que los pensamientos y sentimientos áridos no ensucien el corazón. 

jueves, 31 de marzo de 2016




Miren, toquen y vean

Día 31

Con Jesús por la mañana: “Estaban hablando de esto,cuando se presentó Jesús en medio de ellos y les dijo: -La paz esté con ustedes. Espantados y temblando de miedo pensaban que era un fantasma. Pero él les dijo: miren mis manos y mis pies, soy yo mismo. Tóquenme y vean, un fantasma no tiene carne y hueso, como ven que yo tengo”. ( Lc 24, 36-37 39)

Propósito durante el día: Hoy miraré, me acercaré y ayudaré a los preferidos de Dios, desvalido, pobre, enfermo, preso, necesitado, desnudo, hambriento, sediento, solitario.

Con Jesús por la noche: Agradezco en este mes haber estado en compañía de Jesús. ¿Pude encontrarme y entrar en contacto con los más vulnerables? ¿Pude ver a Jesús encarnado en uno de ellos? Pido perdón. Me dispongo a continuar el camino mañana en compañía de Jesús y mis hermanos.

miércoles, 30 de marzo de 2016



Aprender a mirar

Día 30

Con Jesús por la mañana: Pero ellos tenían los ojos incapacitados para reconocerlo”. (Lc 24, 14-15)

Propósito durante el día: Hoy traeré a la memoria aquellos momentos difíciles de mi vida en que Jesús me alcanzó en el camino y caminó conmigo. Del mismo modo que lo hace Jesús hoy acompañaré en el camino a una persona que esté pasando un momento de dificultad, haciéndole un favor, teniendo un detalle de cariño, compartiendo unas palabras con ella.
Con Jesús por la noche: Agradezco la vida de las personas que me rodean. ¿Pude acompañar a otros hoy? Pido perdón. Mañana seré cálido con los demás.Pero ellos tenían los ojos incapacitados para reconocerlo”. (Lc 24, 14-15)

Propósito durante el día: Hoy traeré a la memoria aquellos momentos difíciles de mi vida en que Jesús me alcanzó en el camino y caminó conmigo. Del mismo modo que lo hace Jesús hoy acompañaré en el camino a una persona que esté pasando un momento de dificultad, haciéndole un favor, teniendo un detalle de cariño, compartiendo unas palabras con ella.

Con Jesús por la noche: Agradezco la vida de las personas que me rodean. ¿Pude acompañar a otros hoy? Pido perdón. Mañana seré cálido con los demás.

martes, 29 de marzo de 2016




Me llama por mi nombre

Día 29

Con Jesús por la mañana:  “Jesús le dice: - Mujer ¿Por qué lloras? ¿A quién buscas? Ella, creyendo que era el jardinero le dice: - Señor, si tú te lo has llevado, dime dónde lo has puesto y yo iré a buscarlo. Jesús le dice: - ¡María! Ella se vuelve y le dice en hebreo: - Rabbuni - que significa Maestro-”. (Jn 20, 15-16).

Propósito durante el día: Hoy llamaré por el nombre a las personas que encuentre en mi día y me detendré un momento para tener un diálogo sencillo para conocer algo de ellas.

Con Jesús por la noche: Agradezco por las personas que hoy pude nombrar. ¿Cómo es el trato que tengo con otras personas? ¿Es cercano o impersonal? ¿Qué interés he puesto hoy en conocer un poco de ellas? Pido perdón. Mañana me interesaré por conocer a las personas con quienes comparto algo de mi jornada.

lunes, 28 de marzo de 2016




No teman

Día 28

Con Jesús por la mañana: “Jesús les salió al encuentro y les dijo: - ¡Alégrense! Ellas se acercaron, se abrazaron a sus pies y se postraron ante él. Jesús les dijo: - No teman; avisen a mis hermanos que vayan a Galilea, donde me verán.” (Mt 28, 9 - 10).

Propósito durante el día: Hoy mantendré una actitud de alegría ante toda circunstancia, fundada en que Jesús resucitó y trabaja en mi vida, me acompaña, hace crecer cosas nuevas aunque yo no lo vea.

Con Jesús por la noche: Agradezco el día. ¿Pierdo la alegría con facilidad ante las dificultades? ¿Qué cosas concretas me hicieron perder la alegría hoy? Pido perdón. Mañana viviré con alegría mi día.

domingo, 27 de marzo de 2016

Domingo de Resurrección





Domingo de Resurrección

Día 27

Con Jesús por la mañana: “Salió Pedro con el otro discípulo y se dirigieron al sepulcro… Entonces entró el otro discípulo el que había llegado primero al sepulcro, vio y creyó. Todavía no habían entendido que según la Escritura, él debía resucitar de entre los muertos. “ (Jn 20, 3 8-9).

Propósito durante el día: Hoy miraré los fracasos que estoy viviendo, aquella realidad que parece muerta, sin sentido, vacía. Pondré en ellos una actitud de confianza teniendo presente que lo nuevo que nace y crece surge como el brote nuevo de la semilla muerta y enterrada. Sonreiré en el día haciendo visible esta actitud.

Con Jesús por la noche: Agradezco el día. ¿Puedo confiar en que lo nuevo, la resurrección ya se está gestando cuando el fracaso y el dolor se me hace palpable y presente? Pido perdón. A partir de hoy cultivaré una actitud de confianza frente a las dificultades.

Blogroll