sábado, 30 de abril de 2016

Semillas de Paz


DÍA 30

Con Jesús por la mañana. "Hermanos, sean pacientes hasta la venida del Señor. Miren cómo el sembrador espera con paciencia los preciosos productos de la tierra mientras caen las lluvias tempranas y las tardías." (Santiago 5, 7). Imitemos al agricultor, que sembrando semillas de paz, espera con paciencia la cosecha que Dios le dará. Puede ser paciente, porque sabe que Jesús con lluvia lo bendecirá.

Con Jesús durante el día. Hoy confiaré en el plan que Dios tiene pensado para mi vida. Cultivaré la paciencia, dejando de lado lo que me desestabiliza: el orgullo y el excesivo afán por alcanzar rápidamente mis metas.

Con Jesús por la noche. Al final del día, agradezco a Jesús su presencia en mi vida. ¿Qué sentimientos y pensamientos quedaron resonando en mi interior? Hoy, ¿He forzado a los demás a realizar cosas apresuradamente? Mañana, respetaré el ritmo y el tiempo de los demás. 

viernes, 29 de abril de 2016

Un estilo compasivo



DÍA 29

Con Jesús por la mañana. "En un mundo, a menudo duro con el pecador e indulgente con el pecado, es necesario cultivar un fuerte sentido de la justicia, de la búsqueda y el poner en práctica la voluntad de Dios. Ante una cultura de la indiferencia, que con frecuencia termina por ser despiadada, nuestro estilo de vida ha de estar lleno de piedad, de empatía, de compasión, de misericordia, que extraemos cada día del pozo de la oración." (Papa Francisco, 24 de diciembre 2015)

Con Jesús durante el día. No juzgar a nadie. Pediré la gracia de detener las palabras condenatorias y lapidarías. Seré prudente al hablar.

Con Jesús por la noche. Agradezco a Dios por día que termina. ¿Qué experiencia recojo del día? Hoy, ¿Pronuncié palabras enjuiciadoras sobre alguna persona? ¿Escandalicé con mis palabras? Mañana, ejercitaré el don del silencio ante los comentarios lapidarios y enmendaré el daño que ocasioné al hablar mal de otra persona. 

jueves, 28 de abril de 2016

La conquista de tu interior




DÍA 28

Con Jesús por la mañana. Con la imagen de la siembra y el trabajo del cultivo, Francisco habló del tema de la paz: “La paz, que Dios Padre desea sembrar en el mundo, debe ser cultivada por nosotros”. Pero aclaró que esta paz que Dios Padre desea sembrar en el mundo no solo debe ser cultivada, sino también “conquistada”, para referirse a la lucha interior espiritual que hay en cada corazón humano entre la indiferencia y la atención al prójimo. (Papa Francisco en la JM de la Paz 2016)

Con Jesús durante el día. Me dispongo a abrir el corazón para prestar atención al prójimo. Hoy, miraré a los demás como hijos de Dios muy amados. Dios en ellos tiene algo que decirme.

Con Jesús por la noche. Agradezco a Jesús por el día que termina. ¿Qué sensaciones quedaron resonando en mi interior? Hoy, ¿Fui una persona de paz o de discordia? Mañana, enmendaré lo que mis palabras y acciones generaron discordia y división.

miércoles, 27 de abril de 2016

Siembra buenas semillas



DIA 27

Con Jesús por la mañana. “Nos hará bien no olvidarnos que también nosotros somos sembradores, Dios siembra semillas buenas, y también aquí podemos preguntarnos: ¿qué tipo de semilla salen de nuestro corazón y de nuestra boca?...Nuestras palabras pueden hacer tanto bien, así como tanto mal, pueden sanar y pueden herir, pueden animar y pueden deprimir, recuerden: aquello que cuenta no es lo que entra, sino lo que sale de la boca y del corazón”. (Papa Francisco, 13 de julio 2014)

Con Jesús durante el día. Hoy cuidaré mis palabras y actitudes al vincularme con mis hermanos porque puedo construir o dañar una relación. Seré educado y cordial. 

Con Jesús por la noche. Agradezco las semillas de amor que los demás siembran en mi campo. ¿Quién siembra buena semilla en mí? Hoy, ¿Sembré semilla de rencor, odio o resentimiento en los demás? Mañana, enmendaré mis palabras para que la semilla de amor germine en el corazón de los que tengo cerca. 


martes, 26 de abril de 2016

Vivir en esperanza



DÍA 26

Con Jesús por la mañana. "La tierra da fruto por sí sola; primero el tallo, luego la espiga, y después el grano lleno en la espiga. Tan pronto como el grano está maduro, se le mete la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha. “(Mc 4, 28-29). Nuestra vida espiritual es un proceso que se asemeja al proceso natural de la agricultura. Dios nos enseña a vivir en la esperanza, a comprender que no todo depende de nuestras fuerzas. Dios riega nuestros pequeños esfuerzos.

Con Jesús durante el día. Durante este día ejercitaré la paciencia para disfrutar de la gratuidad de sus frutos. Dejaré de lado los pensamientos que me quitan confianza y fe en Dios. Estaré atento a la novedad que el día me regala.

Con Jesús por la noche. Agradezco a Dios la paciencia que tiene conmigo. ¿Con qué sentimientos termino el día? Hoy, ¿Fui impaciente y ansioso con los demás? Pido perdón. Mañana, cultivaré el don de la paciencia y de la esperanza.

lunes, 25 de abril de 2016

Acoge tu tierra



DÍA 25

Con Jesús por la mañana. "En efecto, en el trabajo de los agricultores, está la acogida del precioso don de la tierra que nos viene de Dios, pero también está su valoración en el precioso trabajo de hombres y mujeres llamados a responder con audacia y creatividad al mandato entregado desde siempre al hombre, el de cultivar y custodiar la tierra. El verbo “cultivar” remite a la atención que el agricultor tiene por su tierra para que dé fruto y este sea compartido." (Papa Francisco en Audiencia con la Confederación Nacional de Cultivadores Directos de Italia)

Con Jesús durante el día. Hoy rezaré especialmente por todos mis familiares y amigos que aún están buscando trabajo. Me acercaré a ellos para mostrar mi cariño y cercanía. 

Con Jesús por la noche. Agradezco a Jesús por los amigos que me ha regalado. ¿Qué sentimientos y pensamientos resuenan en mí al concluir el día. Hoy, ¿Me comporté de manera grosera con las personas que tengo cerca? Pido perdón. Mañana, prestando especial atención a aquellos que tengo cerca y son mi familia, amigos, vecinos, compañeros de trabajo, etc. 

domingo, 24 de abril de 2016

Cosechas lo que siembras




DÍA 24

Con Jesús por la mañana. "Recuerden esto: El que siembra escasamente, escasamente cosechará, y el que siembra en abundancia, en abundancia cosechará. Cada uno debe dar según lo que haya recibido en su corazón, no de mala gana ni por obligación, porque Dios ama al que da con alegría.” (2 Corintios 9, 6-7)

Con Jesús durante el día. Hoy, dejaré que resuene en mí la siguiente pregunta, ¿Cómo es tu siembra? ¿Qué semilla estoy echando en el corazón de los demás? Recuerda que lo que siembras cosecharás. Tú eres el responsable de los frutos que obtengas.

Con Jesús por la noche. Agradezco a Jesús su presencia y compañía. ¿Qué semillas sembré durante el día? Hoy, ¿Tuve palabras hirientes o actitudes de egoísmo? Pido perdón. Mañana, cuidaré las palabras que pronuncio y las actitudes que tenga. 

Blogroll