sábado, 20 de agosto de 2016

Entrenar





Sábado 20

Con Jesús por la mañana. Tu mayor empresa hoy es desarrollar la tarea que tienes por delante con dedicación y esmero. Ese es tu desafío. No importa si es grande o pequeña, si será apreciada por muchos o no, porque lo importante es la fuerza y energía con que realizas tu rutina diaria. Quien no es fiel en lo poco no adquiere destreza para conducir cosas más grandes. En los pequeños desafíos del día adquieres capacidad para superarte a ti mismo. La rutina diaria es el mejor entrenamiento para crecer en fidelidad, sencillez y humildad. Ofrece el día por las intenciones del Papa y la misión de la Iglesia. ¿Con qué ánimo empiezas tu día hoy?   

Con Jesús durante el día. «El mayor de ustedes que se haga servidor de los demás. Quien se alaba será humillado, quien se humilla será alabado». (Mt 23, 12). Realiza tus tareas con humildad. Ante las tareas difíciles pregúntate, ¿Qué puedo aprender de esta situación?

Con Jesús por la noche. Dar gracias. ¿Qué quieres agradecer a Jesús hoy? ¿Por qué lugares estuviste?  ¿Qué fue lo mejor del día? ¿Qué te hubiera gustado que fuera distinto?  

viernes, 19 de agosto de 2016

Competencia





Viernes 19

Con Jesús por la mañana. «Para jugar en equipo hay que pensar, en primer lugar, en el bien del grupo, no para sí mismos. Para ganar, hay que superar el individualismo, el egoísmo, todas las formas de racismo, de intolerancia y de instrumentalización de la persona humana. Por tanto, ser "individualistas" en el fútbol es un obstáculo para el éxito del equipo; pero si somos "individualistas" en la vida, ignorando a las personas que nos rodean, sale perjudicada toda la sociedad.» (Papa Francisco, 14 mayo 2015). Ofrece tu día por las intenciones del Papa. Piensa; No es lo mismo competir con otros que hacerlo contra otros. Tú, ¿Cómo vives?   

Con Jesús durante el día. «Amarás a tu prójimo como a ti mismo.» (Mt 22, 39). Competir, también es superarte a ti mismo.  Lucha contra el egoísmo que te impide compartir y contra el individualismo que te enceguece, así descubrirás la alegría y la verdadera felicidad.

Con Jesús por la noche. Reconocer a las personas. ¿Con quiénes estuviste hoy? ¿Recuerdas algún encuentro personal en concreto? ¿Qué te dejaron esos encuentros? ¿Dijiste algo que no debías o actuaste mal con alguien?  

jueves, 18 de agosto de 2016

Clima de solidaridad




San Alberto Hurtado, SJ

Jueves 18

Con Jesús por la mañana. «El entrenador puede dar una valiosa contribución para crear un clima de solidaridad y de inclusión para los jóvenes marginados. Si tiene equilibrio humano y espiritual sabrá también preservar los auténticos valores del deporte.»  (Papa Francisco, 14 mayo 2015). Ofrece este día por las intenciones del Papa y la misión de la Iglesia. Haz que tu vida sea hoy una contribución a la paz. ¿Eres consciente que tienes algo valioso para aportar a tu familia, equipo de trabajo o estudio? ¡Comparte lo mejor de ti!    

Con Jesús durante el día. «Salieron los sirvientes a los caminos y reunieron a cuantos encontraron, malos y buenos.» (Mt, 22, 10). Ten una actitud abierta hacia los demás. Recibe el afecto y agradece las manifestaciones de aprecio que los demás te quieren dar.

Con Jesús por la noche. Repasa y agradece el día. ¿Con qué pensamientos y sentimientos comenzaste el día? ¿Surgió algún pensamiento o sentimiento que te acompañó todo el día? ¿Qué fue lo mejor del día? ¿Qué fue lo desagradable de hoy?   

miércoles, 17 de agosto de 2016

Coherencia





Miércoles 17

Con Jesús por la mañana. «Es muy importante que un entrenador sea ejemplo de integridad, de coherencia, de un sano juicio, de imparcialidad, pero también de alegría de vivir, de paciencia, de capacidad de estima y de benevolencia hacia todos, especialmente hacia los más desfavorecidos.» (Papa Francisco, 14 mayo 2015). La actitud del entrenador es tan importante como el de los padres en una familia. Cuando una realidad es difícil resolver, lo que hace posible encontrar una solución es la actitud con la que se hace frente. Ofrece el día que comienzas por las intenciones del Papa. ¿Con qué actitud comienzas el día? Haz Click, reza y comparte en las redes sociales.   

Con Jesús durante el día. «¿Por qué tomas a mal que yo sea bueno?» (Mt 20, 15). El trato que tenemos con los demás está ligado a nuestra capacidad de amar. ¿Cómo estás tratando a los demás? 

Con Jesús por la noche. Califica tu día. ¿Con qué palabra calificarías el día que termina? ¿Qué sucedió en este día para que lo califiques de esa manera? ¿Cómo te sientes en este momento? Agradece el día. La actitud con la que cierres el día de hoy definirá tu mañana. ¿Hay alguien a quién tengas que pedir perdón?  

martes, 16 de agosto de 2016

Liderazgo




Martes 16

Con Jesús por la mañana. «La influencia de un educador, sobre todo para los jóvenes, depende más de aquello que él es como persona y de cómo vive aquello que dice.» (Papa Francisco, 14 mayo 2015). Debes saber que los miembros de tu equipo hacen más lo que te ven hacer, que lo que dices que hay que hacer. La manera como vivimos influye más positivamente en los demás que todo lo que decimos. ¡Recuerda! Tu equipo, tu familia, tus amigos, no sólo te escuchan, sino que también te ven. Tu equipo, en parte, será reflejo de tu manera de vivir y de enfrentar los desafíos. Ofrece el día por las intenciones del Papa y la misión de la Iglesia. ¿Vives lo que enseñas? ¿Practicas lo que aconsejas?  

Con Jesús durante el día. «Muchos de los primeros serán los últimos y muchos de los últimos serán los primeros.» (Mt 19, 30). Cree lo que lees, enseña lo que crees, y vive lo que enseñas.

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día. ¿Cómo estuvo tu día? ¿Con qué ánimo despertaste hoy? ¿Sucedió algo que te cambió el ánimo? ¿Cómo te encuentras ahora al terminar el día? ¿Existe alguien a quien pedir perdón?  

lunes, 15 de agosto de 2016

Cultura de apoyo




Asunción de la Virgen María.

Lunes 15

Con Jesús por la mañana. No pueden faltarte cuatro ingredientes fundamentales para construir un equipo. 1.- Sentir que el objetivo en común es parte de tu misión personal. 2.-  Apoyar a los demás para que sientan que su aporte es significativo. 3.- Reconocer y celebrar los pequeños logros alcanzados. 4.- Saber pedir perdón y enmendar el error. No se pueden lograr objetivos comunes si no se siente el apoyo del equipo. Ofrece tu día por las intenciones del Papa y busca momentos para reconocer a los demás sus pequeños logros. ¡Motívalos! ¿Das apoyo y participación a los demás? Haz Click y reza junto a miles de personas.   

Con Jesús durante el día. «Entonces María se levantó y se dirigió sin demora a la serranía, a un pueblo de Judea.» (Lc 1, 39). Brinda tu apoyo a los demás y ponte al servicio de otros para ayudarlos. Haz que sepan el valor y la importancia que tienen en el equipo.

Con Jesús por la noche. Agradece el día.  Da gracias por los pequeños y grandes momentos que te llenaron de alegría y felicidad. Ahora pregúntate, ¿Cuál fue el momento del día en el que te sentiste pleno? ¿Cuál fue el momento en el que no te sentiste libre? ¿Te dejaste llevar por tus propios miedos, resentimientos, ansiedad, o pensamientos de desesperación?  

domingo, 14 de agosto de 2016

Trabajar conotros





Domingo 14

Con Jesús por la mañana. En un equipo de trabajo, deportivo, y también en una familia, necesitamos conseguir cohesión para lograr buenos resultados. Cada miembro de un equipo es diferente, cada uno tiene un rol y una función específica, pero sin unión de ánimos no podremos lograr buenos resultados. Cuando reconocemos el talento y potencial de cada persona, el valor y la pasión que cada uno aporta al equipo existen mayores garantías de éxito. Ofrece el día por las intenciones del Papa y busca generar en tu familia, equipo de trabajo o estudio unión de ánimos. ¿Trabajas en unión de ánimos junto a otras personas?   

Con Jesús durante el día. «No he venido a traer la paz sino la división.» (Lc 12, 51). ¿Por qué el mensaje de Jesús trae división? Porque pone de un lado a los que se aprovechan de los demás por intereses egoístas y del otro, a quienes descubren a los demás como hermanos suyos.

Con Jesús por la noche. Repasa tu fin de semana. ¿Qué fue lo más significativo de estos días? ¿Qué cosa te dejo el corazón encendido de felicidad? ¿Qué hubieras deseado que no ocurriera? ¿Alguien necesita que le pidas perdón?   

Blogroll