sábado, 10 de septiembre de 2016

Desear el bien con limpieza de corazón




Sábado 10

Con Jesús por la mañana. Querer el bien para los demás y trabajar por ello, es una manera concreta de contribuir al bien común. Pero querer el bien de los demás no está libre de engaños. Muchas veces detrás del deseo de bien de los demás escondemos intereses mezquinos. ¡Se trata de que tu corazón desee realmente el bien de tu hermano! ¡Qué bueno si te animas a mirar la sinceridad de tu corazón! Ofrece tu trabajo y tu oración de hoy por las intenciones del Papa.

Con Jesús durante el día. «Cada árbol se reconoce por sus frutos. No se cosecha higos de los cardos ni se vendimian uvas de los espinos» (Lc 6, 44). Haz el bien. Colabora con Dios y construye una sociedad más fraterna y solidaria.

Con Jesús por la noche. Dar gracias. ¿Qué quieres agradecer a Jesús hoy? ¿Por qué lugares estuviste?  ¿Qué fue lo mejor del día? ¿Qué te hubiera gustado que fuera distinto?

viernes, 9 de septiembre de 2016

Desear el bien con paciencia




Viernes 9

San Pedro Claver

Con Jesús por la mañana. No sólo debemos desear el bien, sino también procurar y contribuir para que sea una realidad. Muchas veces perdemos la paz porque nos inquietan los defectos de los demás. Nos lastiman y nos hieren su manera de ser y queremos que cambien y se transformen. Nada arruina tanto el crecimiento de una persona como querer que sea inmediato. La paciencia, la tolerancia amorosa y la espera prudente son los mejores aportes que podemos hacer al progreso de nuestros hermanos. Ofrece tu día por las intenciones del Papa. ¿Cómo contribuyes a que los demás cultiven lo bueno que hay en ellos?

Con Jesús durante el día. «¿Por qué te fijas en la pelusa que está en el ojo de tu hermano y no miras la viga que hay en el tuyo?» (Lc 6, 41). Ten presente lo siguiente: A veces los defectos de los demás nos resultan insoportable porque vemos los propios defectos reflejado en los otros.

Con Jesús por la noche. Reconocer a las personas. ¿Con quiénes estuviste hoy? ¿Recuerdas algún encuentro personal en concreto? ¿Qué te dejaron esos encuentros? ¿Dijiste algo que no debías o actuaste mal con alguien?

jueves, 8 de septiembre de 2016

Dejarse amar por Dios




Jueves 8

Natividad de la Virgen María

Con Jesús por la mañana. Inicia tu día de la mano de María, la Madre de todos. Ella vivió libre y sencilla y, en el marco de su vida silenciosa, desafió las estructuras de su época con su “sí” de amor. Sólo buscó agradar a Dios. Despréndete hoy de la mirada ajena, es Dios padre quien te invita a vivir un día más, porque te ama, porque confía en ti y elige amarte de manera única y especial. Recuerda que hoy Dios no tiene nada más importante que hacer que amarte a ti. Ofrece tu día por las intenciones del Papa. Cuando inicies tu día pon en tu corazón la idea de que Dios está buscándote para mirarte y repetirte al oído “Te amo”. ¿Qué le responderías?

Con Jesús durante el día. «José, Hijo de David, no temas recibir a María como esposa tuya, pues la criatura que espera es obra del Espíritu Santo» (Mt 1, 20) Reflexión: ¿Cuán pendiente estás de la opinión de los demás?

Con Jesús por la noche. Repasa y agradece el día. ¿Con qué pensamientos y sentimientos comenzaste el día? ¿Surgió algún pensamiento o sentimiento que te acompañó todo el día? ¿Qué fue lo mejor del día? ¿Qué fue lo desagradable de hoy?

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Vivir sin aprender




Miércoles 7

Con Jesús por la mañana. Vivimos movidos por principios aprendidos que la sociedad considera fundamentales para vivir: el placer ante todo, el dinero como el valor supremo de la vida y el poder como la aspiración mayor del ser humano. Sin embargo, estamos llamados a valores más altos. Si no aprendemos a amar y a dejar que otros nos amen no encontraremos jamás la plenitud de vida que andamos buscando. Si no escapas del círculo vicioso de constituirte en el centro del universo, no encontrarás jamás el camino de tu plenitud. Ofrece lo que vivas hoy por las intenciones del Papa y contribuye a que tu ambiente familiar, de amistad y de trabajo sea un ambiente más fraterno y solidario. ¿Eres consciente que hacer el bien es muchas veces ir contra corriente?

Con Jesús durante el día. «Felices cuando los hombres los odien, los excluyan, los insulten y desprecien su nombre a causa del Hijo del Hombre» (Lc 6, 22). Sé bondadoso en el trato con los demás, auténtico en tu hablar y generoso en tu manera de actuar. Que el amor sea la medida de tus actitudes.

Con Jesús por la noche. Da gracias y pide luz. Al terminar el día reflexiona, ¿Qué tienes para agradecer a Dios? ¿Qué quieres agradecer a las personas con las que te has encontrado? ¿En qué decisiones o aspectos de tu vida necesitas mayor lucidez? Pide a Jesús la luz del discernimiento para tomar tus decisiones.

martes, 6 de septiembre de 2016

Hablar bien




Martes 6

Con Jesús por la mañana. Nuestras palabras construyen realidad y pueden ayudar a crecer o destruir a una persona. No es suficiente callar las faltas de los demás para ser buena persona, hace falta destacar sus aciertos, hablar de sus virtudes, felicitarlas por sus logros. Habla bien de los demás.  Sólo por hoy cuando participes en conversaciones habla bien de tus hermanos, resalta sus logros y sus bondades. Sé generoso en tus apreciaciones sobre los demás. Ofrece tu día por las intenciones del Papa y contribuye a que seamos una sociedad más fraterna. ¿Contribuyes a la paz hablando bien y destacando los aciertos de los demás?

Con Jesús durante el día. «Y toda la gente intentaba tocarlo porque salía de Él una fuerza que sanaba a todos» (Lc 6, 19). Frena el comentario hiriente y mordaz. Haz comentarios positivos sobre los demás.

Con Jesús por la noche. Agradece el día. Cada día es un regalo. ¿Qué motivos tuviste hoy para agradecer? ¿Qué persona te alegró el día hoy? Agradece por los momentos del día que te han ensanchado el alma.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Hacer el bien a mi hermano




Lunes 5

Santa Madre Teresa de Calcuta

Con Jesús por la mañana. No basta vivir pendientes de evitar el mal o de no quebrantar las normas: Es necesario hacer el bien. No es suficiente con «no matar» sino arrancas la agresividad de tu corazón. Lo importante no es sólo hacer el bien a los amigos, sino atender al que te necesita, aunque no sea tu amigo. No basta con amar al que te ama, sino amar al que te condena, rezar por el que te desprecia y no espera nada de ti. De lo contrario, ¿en qué superas la hipocresía de los fariseos? Ofrece este día por las intenciones del Papa. ¿Cuánta energía dedicas a contribuir con el bien de los demás?

Con Jesús durante el día. «Yo les pregunto qué está permitido en sábado: ¿Hacer el bien o el mal? ¿Salvar una vida o destruirla?» (Lc 6, 9). Presta atención a las necesidades de las personas que tienes cerca. Con un abrazo, una palabra de aliento, o un pequeño favor seguro aliviarás su tarea.

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día de hoy. Trae a la memoria lo que haz vivir hoy. ¿Cómo has contribuido a que la vida de los que estás cerca de ti fuera más agradable? ¿Dejaste de hacer bien que pudiste hacer? Pide a Jesús un corazón más atento a los demás.

domingo, 4 de septiembre de 2016

Discípulos lúcidos




Domingo 4

Con Jesús por la mañana. Jesús nos propone la entrega de la propia vida como estilo de vida y modo de proceder. Pero debemos reflexionar cada día si nuestras decisiones están en consonancia con su invitación. ¿A qué entregas tu vida cada día? ¿Se vuelve tu vida más fecunda en esa entrega? Jesús te invita a ti a trabajar con él sin retaceos en la construcción de un mundo más solidario y más fraterno. En el lugar y en el estado de vida que hayas elegido Jesús te invita a ser fecundo y a embellecer la vida de los demás. ¡En tu vida diaria está tu misión! Ofrece tu día y tu oración por las intenciones del Papa.

Con Jesús durante el día. «El que no carga su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi Discípulo» ¡Gana en libertad para seguir a Jesús! Corta con las actitudes de celos, envidias y resentimientos que tienen tu vida amarrada al dolor. ¡Libérate!

Con Jesús por la noche. Repasa y cierra tu semana. ¿Qué situaciones te han dejado paz y cuáles no? ¿De qué te has dado cuenta este fin de semana? ¿Qué bien has podido hacer y qué daño has ocasionado?

Blogroll