sábado, 22 de octubre de 2016

Reconciliar



Sábado 22

San Juan Pablo II

Con Jesús por la mañana. «Los hombres y mujeres de los medios están especialmente obligados a contribuir a la paz en todas las partes del mundo derribando las barreras de la desconfianza, impulsando la reflexión sobre el punto de vista de los otros, y esforzándose siempre por aunar a los pueblos y las naciones en un entendimiento y respeto mutuo; y más allá de la comprensión y el respeto, ¡en la reconciliación y la misericordia!» (San Juan Pablo II). Al iniciar el día, pon la mirada en lo bello que te rodea, el aire, la luz, el agua, los pájaros, la ciudad que te rodea, llénate del amor de Dios manifestado en cada cosa que encuentres! 

Con Jesús durante el día. «Dijo al viñador: Hace tres años que vengo a buscar fruta en esta higuera y nunca encuentro nada. Córtala, que encima está malgastando la tierra. Él le contestó: Señor, déjala todavía este año; cavaré alrededor y la abonaré, a ver si da fruto» (Lc 13, 7-9). ¿Qué frutos das?

Con Jesús por la noche. ¿Qué viviste hoy? ¿Qué sentimiento identificas al terminar el día? ¿De qué estás agradecido hoy? ¿Qué situaciones te han entristecido hoy? ¿Qué te hubieras gustado que fuera diferente?


viernes, 21 de octubre de 2016

Comprendernos



Viernes 21

Con Jesús por la mañana. Necesitamos promover entre nosotros una constante disposición a la unidad fecunda de “ideas y sentires acerca de cosas sustanciales”, limando las diferencias marginales y pequeñas. La mayor comprensión entre las personas surge del descubrimiento de una dignidad común, una vocación trascendente y una búsqueda común de plenitud y felicidad. Esfuérzate en iluminar los conflictos con propuestas que incluyan intereses comunes, enfoques inclusivos y miradas comprensivas unos de otros. Ofrece todos tus esfuerzos de hoy por las intenciones del Papa. Da ánimo a las personas con las que te encuentres, transmíteles la alegría de estar vivos. 

Con Jesús durante el día. «Cuando acudas con tu rival al juez, procura lograr un arreglo con él mientras vas de camino; no sea que te lleve el juez, el juez te entregue al guardia y el guardia te meta en la cárcel.» (Lc 12, 58-59). Aprovecha de los días difíciles para aprender de ellos. Los problemas también enseñan.

Con Jesús por la noche. Recuerda a las personas y agradece. Trae a la memoria las personas con las que has hoy compartido. ¿Qué te han dejado? ¿Cómo ha sido ese encuentro? ¿Qué le agradeces? Aún las situaciones difíciles nos dejan enseñanzas.


jueves, 20 de octubre de 2016

Humanizarnos



Jueves 20

Con Jesús por la mañana. «El mundo de los medios de comunicación no puede ser ajeno de la preocupación por la humanidad, sino que está llamado a expresar también ternura. La red digital puede ser un lugar rico en humanidad: no una red de cables, sino de personas humanas» (Papa Francisco). Ofrece tu día por las intenciones del Papa. Inicia tu día mirando a los ojos a quienes encuentres, hazles saber que son amados por ti y por Dios. Anímate a expresar ternura a los demás. Haz Click y comparte la oración en las redes sociales.

Con Jesús durante el día. «Vine a traer fuego a la tierra, y, ¡cómo desearía que ya estuviera ardiendo!» (Lc 12, 49). El amor de Dios enciende la vida, y si lo recibes, lo transmites a otros. Reflexiona, ¿Qué enciendes con tus actitudes y palabras? ¿Enciendes vida o siembras desanimo?

Con Jesús por la noche. Entérate. Detente un momento y sé consciente de lo que has vivido hoy. ¿Qué te llena de alegría? ¿Qué te hace perder la paz? ¿Dónde tienes puesto tu corazón? No se puede sentir plenitud interior si no sabemos hacia dónde va nuestra vida.


miércoles, 19 de octubre de 2016

Conectarnos y encontrarnos



Miércoles 19

Con Jesús por la mañana. «No basta pasar por las «calles» digitales, es decir simplemente estar conectados: es necesario que la conexión vaya acompañada de un verdadero encuentro. No podemos vivir solos, encerrados en nosotros mismos. Necesitamos amar y ser amados. Necesitamos ternura.» (Papa Francisco). Ofrece tu trabajo y tus encuentros por las intenciones del Papa. Reflexiona, ¿Tienes amigos o contactos? ¿Cuántos vínculos verdaderos existen con los contactos de tu agenda? Haz Click y comparte la oración en las redes sociales.

Con Jesús durante el día. «A quien mucho se le dio mucho se le pedirá; a quien mucho se le confió mucho más se le exigirá» (Lc 12, 48). Dios te ha bendecido con gran cantidad de dones, y especialmente eres una persona capaz de amor. Entrega amor en lo que hagas, quita el desgano y la queja.

Con Jesús por la noche. Explorar tu interioridad.  Agradece el día que termina. ¿Qué sentimientos estuvieron presente durante el día? ¿Qué temores tienes? ¿Cuáles son las situaciones que te hacen feliz? ¿Cuidas de aquello que te hace feliz?


martes, 18 de octubre de 2016

Comunicar con sensibilidad



Martes 18

San Lucas Evangelista

Con Jesús por la mañana. Las personas que tienen la responsabilidad de informar o comunicar algo a los demás deben considerar cómo puede impactar en las personas lo que van a escuchar o ver. Debes esforzarte por informar con un lenguaje simple, comprensible y mostrarte cercano. Lo que comunicas debe ayudar a crecer en la verdad, a edificar a la sociedad, a tender puentes y construir la paz. Ofrece tu día por las intenciones del Papa. No enmascares la verdad. Habla con claridad y caridad. Una verdad mal dicha y sin caridad puede destruir. Hoy, sé prudente en tu manera de hablar, de comunicar o de informar.

Con Jesús durante el día. «Les decía: La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los campos que envíe trabajadores para su cosecha» (Lc 10, 2). Pide a Dios por todas las personas que trabajan en los medios de comunicación para que sus palabras sean instrumento de amor, de concordia y de paz.

Con Jesús por la noche. Vivir en la verdad. ¿Qué experiencias te enriquecen como persona? ¿Qué situaciones te alejan de los demás, de Dios y de ti mismo? ¿Qué has aprendido hoy? Recuerda: la mejor inversión que podemos hacer es vivir en la verdad porque eso nos hacer realmente libres.


lunes, 17 de octubre de 2016

Acercarnos a los desavenidos





Lunes 17

San Ignacio de Antioquía

Con Jesús por la mañana. ¡Cuánta desorientación y dolor genera esa cruel mentalidad siempre dispuesta a subrayar con cierta complacencia lo que divide y separa, inclinada a destacar los puntos de diferencia más que los de comunión! Cuando la información busca arrimar a los que están distanciados, hablar bien de quienes están enemistados para equilibrar la balanza, promueve la colaboración y el diálogo. Recuerda que lo que nos une es mayor que las diferencias. Ofrece tu día por las intenciones del Papa y por aquellas personas con quienes estás distanciado.  Haz click y reza con miles de personas.

Con Jesús durante el día. «Y les dijo: ¡Estén atentos y cuídense de cualquier codicia, que, por más rico que uno sea, la vida no depende de los bienes!» (Lc 12, 15). Llena tu vida de gestos de amor, atesora perdón, misericordia, compasión y servicio, así serás rico. Empieza hoy con los más cercanos, perdona a quien te ofende, deja pasar un mal gesto y ten gestos amables.

Con Jesús por la noche. Ser más consciente. ¿Crees que vas creciendo interiormente? ¿Sientes que aumenta tu esperanza, tu amor y caridad? ¿Qué te llena la vida de plenitud? Entrega esta noche a tu Padre del cielo tus preocupaciones.

domingo, 16 de octubre de 2016

Ir más despacio




Domingo 16

Con Jesús por la mañana. «¿Qué es lo que nos ayuda a crecer en humanidad y en comprensión recíproca en el mundo digital? Por ejemplo, tenemos que recuperar un cierto sentido de lentitud y de calma. Esto requiere tiempo y capacidad de guardar silencio para escuchar. Necesitamos ser pacientes si queremos entender a quien es distinto de nosotros: la persona se expresa con plenitud no cuando se ve simplemente tolerada, sino cuando percibe que es verdaderamente acogida» (Papa Francisco). Ofrece tu día por las intenciones del Papa. ¡Gusta del día! Deténte a ver las personas y a escucharlas.

Con Jesús durante el día. «Y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos si claman a él día y noche? ¿Los hará esperar? Les digo que inmediatamente les hará justicia» (Lc 7, 8). Frente a los problemas eleva tu mirada al cielo y confía en Dios que te cuida. ¡No desesperes! Todo pasa, Dios permanece.

Con Jesús por la noche. Serénate. ¿Cómo ha sido tu fin de semana? ¿Qué momentos te han enriquecido? ¿Has actuado mal con alguna persona? ¿Cómo te dispones a comenzar tu semana? Cierra los ojos, respira hondo y busca la quietud interior para encontrarte con Dios.

Blogroll