jueves, 26 de enero de 2017

Alegría en el servicio




Jueves 26

Con Jesús por la mañana. «Es nuestro rostro siempre una sonrisa ancha y brillante como el sol. Llenar de sol la vida de los demás. Crear siempre alegría a nuestro alrededor. La vida no es triste sino alegre. El mundo no es un destierro sino un jardín. El hombre no nace para sufrir, sino para gozar. El fin de nuestra vida no es la muerte, sino la vida. Un hombre por más virtuoso que sea, si vive melancólico merecerá que se diga: "Un santo triste es un triste santo". (S. Alberto Hurtado SJ). Alégrate! El día comienza para ti. Vive hoy con amplitud de corazón y mente. Ofrece tu día por las intenciones del Papa.  

Con Jesús por la tarde. «Jesús les decía: -¿Se enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón o debajo de la cama? ¿No se coloca en el candelero?» (Mc 4, 21). Ilumina el día con tu sonrisa. Repite al ritmo de tu respiración con San Alberto Hurtado, «Contento, Señor, contento» mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Escucha tu corazón. Haz una pausa, respira profundo y cierra los ojos, tu corazón habla. ¿Qué sentimientos te habitan ahora? ¿Qué ideas persisten en tu cabeza? ¿Con qué ritmo has vivido el día de hoy? ¿Has podido detenerte a mirar y estar con los que tienes cerca? ¿Has servido a otros?  ¿Qué deseas para mañana?  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll