lunes, 16 de enero de 2017

Misión en la vida



Lunes 16

Con Jesús por la mañana. Recuerda que la decisión sobre el rumbo que toma tu vida tendrá repercusiones no sólo en ti, sino también en aquellos que están cerca tuyo.  Una vez que hayas decidido qué ruta seguir, asegúrate de que esté en consonancia con el bien, con tu vocación y con el desarrollo de tu potencial. No olvides que no debes construir tu felicidad a costa de la infelicidad de los demás. Busca tu misión en la vida y entrégate a ella con todo tu ser. ¡Anímate hoy a entregarte por entero a través de un gesto concreto que apunte a la felicidad del que está cerca tuyo! ¡Avanza con tranquilidad en medio de las tormentas y confía en Jesús! ¿Con qué ánimo comienzas tu día? Ofrece todo lo que hoy vivas por las intenciones del Papa.  

Con Jesús por la tarde. «Nadie echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino revienta los odres y se echan a perder odres y vino. A vino nuevo, odres nuevos» (Mc 2, 22). Si quieres cambiar de vida, debes cambiar tus hábitos. Si haces siempre los mismos lograrás siempre los mismos resultados. ¡Ábrete a la novedad de Dios! ¿Le has preguntado a Dios cuál es su sueño para ti? Repite al ritmo de tu respiración «Señor, dame la gracia de conocer tu voluntad» mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Pon nombre a tu día. Reflexiona sobre lo vivido hoy, ¿Cómo llamarías al día de hoy? ¿Por qué eliges ese nombre, qué representa, qué destaca, a qué te recuerda? ¿Has estado disponible para los que necesitaron de ti? Pide ayuda a Dios para que tu estilo de vida refleje criterios más fraternos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll