viernes, 24 de febrero de 2017

Vivir conscientes



Día 24

Con Jesús por la mañana. Necesitamos aprender a confiar en Dios y en el potencial que Él nos dio. No hay mejor manera de desarrollar la fe, que vivir plenamente conscientes de la voz del Espíritu dentro de nosotros. Piensa, ¿qué estás haciendo? Si lo que haces te parece bien, adelante. Pero si sientes en tu interior que tienes que hacer un cambio, escucha la voz interna de Dios y síguela. Endereza tu marcha, no te quedes en el error. Si la decisión que tomas va acompañada de paz y verdad sigue adelante, de lo contrario: ¡Detente! Pide a Dios su luz, para tomar la mejor decisión. Ofrece tu día por las intenciones del Papa. Toma hoy tiempo para reflexionar sobre el curso que lleva tu vida.  

Con Jesús por la tarde. «Jesús les dijo: Por la terquedad de ustedes dejó escrito Moisés este precepto. Al principio de la creación Dios los creó hombre y mujer. Por eso abandonará el hombre a su padre y a su madre, se unirá a su mujer, y serán los dos una sola carne. Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre» (Mc 10,1-12). Toma un momento para pensar: ¿Coopero a la unidad en mi familia, en mi comunidad? ¿Evito todo lo que lleva a la ruptura? En tu corazón repite: "Señor donde haya discordia ponga yo la unidad". Renueva el propósito de la mañana.

Con Jesús por la noche. Recuerda a las personas y agradece. Trae a la memoria las personas con las que has compartido hoy. ¿Qué te han dejado? ¿Cómo ha sido ese encuentro? ¿Qué le agradeces? Aún las situaciones difíciles nos dejan enseñanzas.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll