jueves, 16 de marzo de 2017

Amor concreto



Día 16

Con Jesús por la mañana. «El carácter social de la misericordia obliga a no quedarse inmóviles y a desterrar la indiferencia y la hipocresía, de modo que los planes y proyectos no queden solo en letra muerta. Que el Espíritu Santo nos ayude a estar siempre dispuestos a contribuir de manera concreta y desinteresada… Una cultura en la que ninguno mire al otro con indiferencia ni aparte la mirada cuando vea el sufrimiento de los hermanos» (Papa Francisco). ¿Tu amor a Jesús se concreta en ayuda a tu hermano que necesita? Sólo el amor concreto alivia el dolor. Ofrece todo lo que vivas por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. «Estando en el infierno en medio de tormentos, el rico levanta los ojos y ve de lejos a Abraham y a Lázaro cerca de él. Entonces grita: Padre Abraham, ten piedad de mí, y manda a Lázaro que se moje la punta de un dedo para que me refresque la lengua» (Lc 19, 23-25). Cuídate de no quedar encerrado en tus propios egoísmos y apuros. Presta atención a los demás y saldrás de ellos. Repite al ritmo de la respiración: «Padre, abre mi corazón a mis hermanos»

Con Jesús por la noche. Vivir en la verdad.  Recoge lo vivido hoy y toma conciencia. ¿Qué experiencias te enriquecen como persona? ¿Qué situaciones te alejan de los demás, de Dios y de ti mismo? ¿Qué has aprendido hoy? Recuerda: la mejor inversión que podemos hacer es ayudar a los demás.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll