martes, 14 de marzo de 2017

Celebra la Misericordia



Día 14

Con Jesús por la mañana. «No limitemos su acción; no hagamos entristecer al Espíritu, que siempre indica nuevos senderos para recorrer y llevar a todos el Evangelio que salva. En primer lugar estamos llamados a celebrar la misericordia. Cuánta riqueza contiene la oración de la Iglesia cuando invoca a Dios como Padre misericordioso. En la liturgia, la misericordia no sólo se evoca con frecuencia, sino que se recibe y se vive» (Papa Francisco). Dispón tu corazón para recibir y vivir el amor del Padre en la Eucaristía. Participa hoy de la Santa Misa. Ofrece tu día por la intención del Papa para este mes. 

Con Jesús por la tarde. «El primero entre ustedes será su servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido» (Mt.23,1-12). ¿Cómo vives tú el servicio? Jesús es el que sirve y nos da ejemplo de sencillez y humildad. Pídele a Jesús: Señor, que sea servidor de mis hermanos.

Con Jesús por la noche. Pon un nombre a tu día. Busca aquietarte. Repasa el día vivido. ¿Hubo algún acontecimiento que te afectó en especial durante el día? ¿Cómo te sientes ahora? ¿Qué ha sido lo más significativo de tu día? Mirando lo vivido, ¿Qué nombre pondrías a tu día? ¿Por qué?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll