viernes, 17 de marzo de 2017

Primero el amor



Día 17

Con Jesús por la mañana. «Quien se ha dejado fascinar por Jesús y por su estilo rompe su corazón estrecho. Ante el “no te pases”, de quien lo mide todo tacañamente, Jesús propone romper todas las medidas hasta transgredir los “límites” de los “bienpensantes”: sed perfectos como el Padre. Medíos con el corazón del Padre, un corazón inmenso. Sed utópicos en vuestras relaciones, id con el corazón en la mano» (Francesc Riera SJ). Disfruta del día. No vivas apurado. Presta atención y detente a gustar lo que veas, sientas, escuches. Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. «La piedra que desecharon los arquitectos es ahora la piedra angular. Es el Señor quien lo ha hecho, ha sido un milagro patente» (Mt.21, 45-46). En esta cuaresma recibe el mensaje de amor, acogida y reconciliación que trae Jesús. ¿Qué acción concreta de amor puedes realizar hoy? Repite al ritmo de tu respiración, «Señor, Tú eres mi roca firme», mientras sigues poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día. Tu vida diaria tiene un comienzo, un proceso y un final. Es importante recordar cómo iniciaste el día y cómo estás terminando. ¿Con qué sentimientos y pensamientos iniciaste el día? ¿Qué te afectó durante el día? ¿Cómo describirías lo que sientes “aquí y ahora”? Recuerda que el modo en cómo termines el hoy influirá en el modo con el que inicies tu nuevo día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogroll