viernes, 24 de marzo de 2017

Transformar el corazón



Día 24

Con Jesús por la mañana. «Me gustaría que todos meditáramos las palabras del Apóstol, escritas hacia el final de su vida, en las que confiesa a Timoteo de haber sido el primero de los pecadores, «por esto precisamente se compadeció de mí» (1 Tm 1,16). Sus palabras tienen una fuerza arrebatadora para hacer que también nosotros reflexionemos sobre nuestra existencia y para que veamos cómo la misericordia de Dios actúa para cambiar, convertir y transformar nuestro corazón» (Papa Francisco). Da gracias a Dios su amor y transmite ternura a los demás. Recemos juntos por la intención del Papa para este mes. 

Con Jesús por la tarde. «El primer mandamiento es: "Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. " El segundo es éste: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." No hay mandamiento mayor que éstos» (Mc.12, 29-34). ¿Qué te dicen estas palabras? ¿A qué te invitan? Repite a lo largo del día aquella respuesta que resuene en tu corazón, mientras actualizas el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día. Tu vida diaria tiene un comienzo, un proceso y un final. Es importante recordar cómo iniciaste el día y cómo estás terminando. ¿Con qué sentimientos y pensamientos iniciaste el día? ¿Qué te afectó durante el día? ¿Cómo describirías lo que sientes “aquí y ahora”? Recuerda que el modo en cómo termines el hoy influirá en el modo con el que inicies tu nuevo día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll