jueves, 20 de abril de 2017

Entrenarse



Día 20

Con Jesús por la mañana. ¿Qué hace un jugador cuando se le llama para formar parte de un equipo? Tiene que entrenarse y entrenarse mucho. Así es nuestra vida de discípulos del Señor. Jesús nos ofrece la posibilidad de una vida fecunda y feliz, y también un futuro con él que no tendrá fin, allá en la vida eterna. Es lo que nos ofrece Jesús. Pero nos pide que nos entrenemos para «estar en forma», para afrontar sin miedo todas las situaciones de la vida, dando testimonio de nuestra fe» (Papa Francisco). Ofrece tu día para que muchos jóvenes se sumen al equipo de Jesús. Invita a un hermano a participar de esta red, comparte con él la oración.

Con Jesús por la tarde. «Jesús les dijo: –¿Por qué estáis tan asustados y por qué tenéis esas dudas en vuestro corazón? Ved mis manos y mis pies: ¡soy yo mismo! Tocadme y mirad: un espíritu no tiene carne ni huesos como veis que yo tengo» (Lc 24, 38-39). Tu fe, ¿se expresa visiblemente en tus actitudes de cada día? ¿Ha resucitado Cristo en ti? ¿En qué se nota que eres una "persona nueva"? ¿Eres testigo con tu vida de que Él vive en ti?

Con Jesús por la noche. Detente. Tómate un momento y sé consciente de lo que has vivido hoy. ¿Qué te llena de alegría? ¿Qué te hace perder la paz? ¿Dónde tienes puesto tu corazón? No se puede sentir plenitud interior si no sabemos hacia dónde va nuestra vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll