lunes, 24 de abril de 2017

Remendar



Día 24

Con Jesús por la mañana. «Queridos jóvenes: también vosotros estáis llamados a llegar a ser «pescadores de hombres». No dudéis en entregar vuestra propia vida para testimoniar el Evangelio con alegría, especialmente a vuestros coetáneos» (Papa Francisco). Para una pesca fructífera, es necesaria la destreza del pescador, pero es necesario también que la red esté limpia, en buenas condiciones, remendada. ¿Qué cosas concretas de tu vida debes remendar? Ofrece tu día por la intención del Papa para este mes: para que muchos jóvenes sepan responder con generosidad a su propia vocación al sacerdocio o a la vida consagrada. Haz click y comparte la oración en las redes.

Con Jesús por la tarde. «Había un fariseo llamado Nicodemo, jefe judío. Éste fue a ver a Jesús de noche y le dijo: «Rabí, sabemos que has venido de parte de Dios, como maestro; porque nadie puede hacer los signos que tú haces si Dios no está con él.» Jesús le contestó: «Te lo aseguro, el que no nazca de nuevo no puede ver el reino de Dios» (Jn 3, 1-3). Nicodemo es cauto en mostrar que sigue a Jesús. ¿Doy la cara por el evangelio? ¿Vivo abiertamente mi fe?

Con Jesús por la noche. Agradece lo vivido hoy. Haz la señal de la cruz. Respira hondo. Pide cuentas a tu corazón de lo que has vivido desde la hora en que te levantaste. ¿Qué lugares has recorrido? ¿Qué momento te ha llenado de felicidad? ¿En qué momento has sentido agobio? ¿Qué quieres agradecer a Dios? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll