viernes, 28 de abril de 2017

Vivir el Bautismo



Día 28

Con Jesús por la mañana. «Dios quiere que seamos misioneros. ¿Dónde estamos? Donde Él nos pone: en nuestra Patria, o donde Él nos ponga. Ayudemos a los jóvenes a darse cuenta de que ser discípulos misioneros es una consecuencia de ser bautizados, es parte esencial del ser cristiano, y que el primer lugar donde se ha de evangelizar es la propia casa, el ambiente de estudio o de trabajo, la familia y los amigos. Ayudemos a los jóvenes" (Papa Francisco). El día de nuestro bautismo, Cristo nos unió para siempre a Él. Pero nosotros, ¿seguimos unidos a Él a través de decisiones coherentes con el Evangelio? Ofrece tu día por la intención del mes.

Con Jesús por la tarde. «Jesús levantó los ojos, y al ver que acudía mucha gente, dice a Felipe: ¿Con qué compraremos panes para que coman éstos? Felipe le contestó: Doscientos denarios de pan no bastan para que a cada uno le toque un pedazo. Uno de sus discípulos, Andrés, el hermano de Simón Pedro, le dice: «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y un par de peces; pero, ¿qué es eso para tantos?»" (Jn 6, 5-9).  ¿Cuáles son mis pocos peces y mis panes? ¿Cómo los pongo al servicio de Jesús?

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día. Tu vida diaria tiene un comienzo, un proceso y un final. Es importante recordar cómo iniciaste el día y cómo estás terminando. ¿Con qué sentimientos y pensamientos iniciaste el día? ¿Qué te afectó durante el día? ¿Cómo describirías los que sientes “aquí y ahora”? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll