martes, 30 de mayo de 2017

Amor por la misión



Día 30

Con Jesús por la mañana. "Sin duda amo esta tierra, pero sobre todo amo a este pueblo. Me gusta decir que una tierra es tan "hermosa" como lo es el pueblo que la habita. Por otro lado, he aprendido a amarlo. Me han enseñado a amarlo mis inmediatos predecesores me  han  ayudado  también  a  comprender  lo  que significa esta pasión" (OMI). Ama cada desafío que lleves entre manos, sueños, proyectos, personas que Dios te da. Di a los tuyos que los amas, que te hacen feliz. Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. “Padre, ha llegado la hora: da gloria a tu Hijo para que tu Hijo te dé gloria, ya que le has dado autoridad sobre todos los hombres para que dé vida eterna a cuantos le has confiado.” (Jn 17, 1-2). Tu realidad, tu vida completa es tu misión, Jesús te la ha confiado y espera de ti tu colaboración. Pon amor en todo lo que hagas repitiendo al ritmo de tu respiración, “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”.

Con Jesús por la noche. Repasa los acontecimientos. Trae a la memoria los acontecimientos vividos desde las primeras horas del día. NO juzgues, sólo pasa por el corazón lo que has vivido hoy como si fuera una película. ¿En qué acontecimiento reconoces a Dios presente? ¿En qué momento diste lo mejor de ti? ¿Qué te propones para mañana? Pide ayuda a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll