domingo, 7 de mayo de 2017

La puerta



Día 7

Con Jesús por la mañana. La vida de nuestras comunidades cristianas está atravesada por la falta de entendimiento y los enfrentamientos, curiosamente en nombre de Jesús y su misión. Necesitamos cuanto antes respirar un clima más amable entre nosotros, nutrido del respeto mutuo y la comunicación, el diálogo y la búsqueda sincera de verdad evangélica. Sólo creceremos en la fe compartida en comunidad si volvemos al espíritu y a las actitudes de Jesús, centro y razón de nuestra fe. ¿Cómo vives tu fe en comunidad? ¿Cómo son tus vínculos con tus hermanos de comunidad? Ofrece todo lo que hoy vivas por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. “Entonces les habló otra vez: Les aseguro que yo soy la puerta del rebaño. Todos los que vinieron antes de mí eran ladrones y asaltantes; pero las ovejas no los escucharon. Yo soy la puerta: quien entra por mí se salvará; podrá entrar y salir y encontrar pastos.” (Jn 10, 7-9) ¿Qué sería en tu vida entrar y salir por y con Jesús? En el silencio de tu corazón repite: “Sé Tú mi Pastor, Señor”

Con Jesús por la noche. Revive tu historia. Al cerrar la semana repasa lo vivido en ella. ¿Ha habido novedades que te han ayudado a crecer? ¿Qué acontecimiento te ha llenado de gozo? ¿Qué sentimientos recuerdas con más fuerza? ¿Qué palabras aún te resuenan? ¿Recuerdas alguna imagen que quede grabada en el corazón? ¿Qué encuentros te han llenado de alegría? Agradece a Dios lo vivido y disponte a iniciar una nueva semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll