sábado, 13 de mayo de 2017

Ver, escuchar y callar



Día 13

Con Jesús por la mañana. "Yo Vine al Sáhara con una gran ilusión por vivir la experiencia mística de los padres del desierto. He descubierto también que soy filósofo. Filósofo no porque tenga una filosofía propia, sino porque tengo la cabeza llena de puntos de interrogación sobre muchas cosas. Ahora estoy aprendiendo a callarme. Ver, escuchar y callarse..." (OMI). Contempla tu realidad y pregúntate hoy ¿Qué puedo aprender de lo que estoy viviendo? Haz silencio, observa y aprende. Ofrece lo que hoy vivas por las intenciones del Papa y por los frutos de su viaje a Fátima. 

Con Jesús por la tarde. “Le dice Felipe: Señor, enséñanos al Padre y nos basta. Le responde Jesús: Felipe, hace tanto tiempo que estoy con ustedes ¿y todavía no me conocen?” (Jn 14,8-9). El silencio interior te ayudará a vivir tu día con más detenimiento y hondura. Aún en medio del trajín aprende a vivir despacio y con atención. Repite al ritmo de la respiración, “Señor que aprenda lo que hoy tengo que aprender” mientras observas con el corazón lo que vives.

Con Jesús por la noche. Trae a las personas. Trae a la memoria a las personas que has encontrado hoy. ¿Cómo han sido esos encuentros? ¿Cómo fue  tu acogida? ¿Reconoces que las personas son regalos que Dios te acerca cada día? ¿Qué has podido hacer por los demás? ¿Hay alguien que necesite una disculpa? Agradece el don de la vida en ti y en tus hermanos.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll