domingo, 2 de julio de 2017

Dios perdona siempre



Día 2

Con Jesús por la mañana. “Dios nunca nos deja de ofrecer su perdón; no son nuestros pecados los que nos alejan del Señor, sino que somos nosotros pecando, quienes nos alejamos de Él. Al pecar ‘le damos la espalda’ y crece así la distancia entre él y nosotros" (Papa Francisco). La verdad del perdón de Dios es que es para siempre y para todos sin excepción y nada hay en ti que Él no ame con locura. ¿Qué podría, entonces, alejarte del amor de Dios y su perdón? Deja resonar estas palabras en tu corazón y ofrece tu día por la intención del Papa.

Con Jesús por la tarde. “Quien dé a beber un vaso de agua fresca a uno de estos pequeños por su condición de discípulo, les aseguro que no quedará sin recompensa” (Mt. 10,42). ¿Cómo puedes hacer presente a tu hermano que Dios lo ama con locura? Repite al ritmo de tu respiración: «Cantaré eternamente las misericordias del Señor» mientras dejas resonar en tu corazón la reflexión sobre el amor y el perdón de Dios.

Con Jesús por la noche. Revive tu historia Al cerrar la semana repasa lo vivido en ella. ¿Ha habido novedades que te han ayudado a crecer? ¿Qué acontecimiento te ha llenado de gozo? ¿Qué sentimientos recuerdas con más fuerza? ¿Qué palabras aún te resuenan? ¿Recuerdas alguna imagen que quede grabada en el corazón? ¿Qué encuentros te han llenado de alegría? Agradece a Dios lo vivido y disponte a iniciar una nueva semana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll