jueves, 6 de julio de 2017

La fidelidad del amor



Día 6

Con Jesús por la mañana. “Dios no se cansa nunca: lo vemos en tantos siglos y con muchas apostasías del pueblo. Sin embargo, Él regresa siempre, porque nuestro Dios es un Dios que espera. Y así también Adán salió del Paraíso con una pena y también con una promesa. Y el Señor es fiel a su promesa, porque no puede negarse a sí mismo, ¡es fiel!” (Papa Francisco). La fidelidad es compromiso con los demás. ¡Actúa con fidelidad! Que tus actitudes procuren el bien de tu hermano. Ofrece tu día por la intención del Papa.

Con Jesús por la tarde. “Le trajeron un paralítico tendido en una camilla. Viendo la fe que tenían, dijo al paralítico: ¡Ánimo, hijo!, tus pecados te son perdonados” (Mt. 9, 2-3). Cuando Dios ve nuestros pequeños esfuerzos por amar, nos anima y multiplica el bien que podamos hacer. ¿Animas a otros o siembras desesperanza en las dificultades? Repite al ritmo de tu respiración: “Levántate y anda” mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Recupera imágenes. Tómate un tiempo y mira tu día. ¿Qué imágenes recuerdas de lo vivido hoy? Apúntate algunos datos significativos de esas imágenes. ¿Por qué destacas esos detalles? ¿Qué te dicen? ¿Qué belleza descubres en esas imágenes? ¿De qué has disfrutado hoy? ¿De qué te arrepientes? Agradece a Dios y pide ayuda para empezar tu día mañana. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll