sábado, 15 de julio de 2017

La fuerza del amor de Dios



Día 15

Con Jesús por la mañana. Una de las acciones más específicas del demonio es desalentarnos y desanimarnos, con pensamientos negativos sobre nosotros y nuestros hermanos. Recuerda en esos momentos que, el amor de Dios es más fuerte y que Él camina contigo. Nada ni nadie podrá separarte del amor de Dios. ¿Qué pensamientos te acechan cuando estás desanimado? ¡Deséchalos y busca la paz! Deja resonar en tu interior, a lo largo del día, una frase de Jesús que te dé paz. Ofrece tu día por la intención del Papa.

Con Jesús por la tarde. “No está el discípulo por encima del maestro ni el sirviente por encima de su señor. Al discípulo le basta ser como su maestro y al sirviente como a  su señor” (Mt 10, 24-25). El camino del seguimiento de Jesús no está libre de dificultades. Sin embargo hay vida en medio de las pequeñas muertes de cada día ¿Cómo vives el fracaso y los obstáculos? ¿Te desanimas con facilidad? Continúa repitiendo esa frase que te ayuda a recuperar la paz.

Con Jesús por la noche. Descubre la novedad. Cada día es una oportunidad que trae novedades para ti y en ellas, Dios se te hace presente. Pasa por el corazón lo que has vivido, personas, acontecimientos, lugares ¿Cuál fue la novedad de Dios para ti hoy? ¿Cómo has vivido esas novedades? ¿Qué aprendiste? Agradece a Dios.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll