lunes, 17 de julio de 2017

Tesoro en vasija de barro



Día 17

Con Jesús por la mañana. “A cristo lo llevas contigo. No hay que reducir la evangelización a un irse de paseo, a un funcionalismo, ni a un proselitismo" (Papa Francisco). Eres portador de un tesoro en vasija de barro, Jesús está en ti. Por eso estás llamado a integrarlo plenamente a tu vida, en tu familia, con amigos, en el trabajo y la diversión. ¿Qué lugar ocupa Jesús en tu vida cotidiana? ¡Sé mensajero de la belleza del Evangelio y contagia la alegría de ser cristiano en tus ambientes! Ofrece el día por la intención del Papa.

Con Jesús por la tarde. “Quien no tome su cruz para seguirme no es digno de mí” (Mt 10, 38). La cruz del cristiano es signo de vida, paz en medio del dolor. En la cruz dejas morir lo que te quita vida para resucitar a la Vida de Jesús. ¿Vives con paz las cruces de este tiempo? ¿Reconoces lo que ha nacido en ti después de una crisis dolorosa? Repite al ritmo de tu respiración: “Nuestro auxilio está en el nombre del Señor”.

Con Jesús por la noche. Repasa los acontecimientos. Trae a la memoria los acontecimientos vividos desde las primeras horas del día. NO juzgues, sólo pasa por el corazón lo que has vivido hoy como si fuera una película. ¿En qué acontecimiento reconoces a Dios presente? ¿En qué momento diste lo mejor de ti? ¿Qué te propones para mañana? Pide ayuda a Dios.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll