sábado, 29 de julio de 2017

Vivir apasionadamente



Día 29

Con Jesús por la mañana. “Proclamar a Cristo no es sólo un deber sino un privilegio” (San Juan Pablo II). La amistad con Jesús es don que invita a ser compartido con los demás. Tal vez no te llamen las prédicas ni las lejanas misiones, pero sí estás llamado a vivir apasionadamente el regalo de tu vida, familia, amigos, trabajo y tantos más, creciendo y ayudando a más hermanos a crecer. Expresa tu cariño a los que amas y diles cuánto bien hacen a tu vida. Ofrece tu día por la intención del papa.

Con Jesús por la tarde. “Cuando el tallo brotó y aparecieron las espigas, también apareció la cizaña” (Mt 13, 26). Las fragilidades, los defectos y los traumas son parte de nuestra vida. No se trata de arrancar lo que no nos gusta, sino de hacer crecer el trigo. Tu vida no es una carrera de perfeccionismo sino una historia de amor y servicio. Repite al ritmo de tu respiración: “Señor ayúdame a crecer en el amor a mis hermanos”.

Con Jesús por la noche. Descubre la novedad. Cada día es una oportunidad que trae novedades para ti y en ellas, Dios se te hace presente. Pasa por el corazón lo que has vivido, personas, acontecimientos, lugares ¿Cuál fue la novedad de Dios para ti hoy? ¿Cómo has vivido esas novedades? ¿Qué aprendiste? Agradece a Dios. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Blogroll