sábado, 4 de febrero de 2017

Capacidad de "ser" humano



Día 4

Con Jesús por la mañana. «Necesitamos abrir las puertas del corazón al sentimiento de la compasión hacia los que sufren y seremos más hermanos entre todos. Creyentes o no, católicos o no, somos invitados a que el mundo sea mejor. Debemos atrevernos a ser diferentes y no identificarnos con lo inhumano de esta sociedad, bajar las barreras ideológicas y confesionales para acoger al mundo herido que está delante de nosotros. El hombre no ha perdido su capacidad de ser humano porque puede hacer de este mundo un lugar mejor. ¡No pongas límite a tu capacidad de amar!» (Javier Rojas, SJ) Ofrece tu día por la intención mensual del Papa en favor de los hermanos necesitados y ayuda hoy a alguien de tu entorno que esté en situación de pobreza material o espiritual.  

Con Jesús por la tarde. «Al desembarcar, Jesús vio una gran muchedumbre y se compadeció de ella, porque eran como ovejas sin pastor, y estuvo enseñándoles largo rato» (Mc 6,30-34). Busca un rincón silencioso y reflexiona: ¿Tienes una mirada de compasión hacia quienes te rodean? Aprovecha este momento para decir en tu corazón "Señor, dame tu corazón compasivo ", y actualiza el propósito del día.

Con Jesús por la noche. ¿Qué viviste hoy? ¿Qué sentimiento identificas al terminar el día? ¿De qué estás agradecido hoy? ¿Qué situaciones te han entristecido hoy? ¿Qué te hubieras gustado que fuera diferente?  


viernes, 3 de febrero de 2017

Sintonizar con el maestro




Día 3
  
Con Jesús por la mañana. Hoy es el día mundial de oración por las intenciones del Papa, y este mes estamos llamados a reproducir los gestos y las palabras de Jesús para ayudar y acompañar a quienes están agobiados, especialmente a los pobres, refugiados y marginados. Nuestro modo de vivir la fe en Jesucristo, ¿debería ser distinto con los que más necesitan? El discípulo de Jesús está llamado a sintonizar con el corazón del Maestro. Anímate a poner hoy el amor en acción, y no des discursos ni teorices sobre el amor, la caridad o la solidaridad. Obra conforme al corazón de Jesús. Ofrece tu día por las intenciones del Papa y recemos juntos para que aquellos que están agobiados, especialmente los pobres, los refugiados y los marginados, encuentren acogida y apoyo en nuestras comunidades.   

Con Jesús por la tarde. «El rey se entristeció mucho, pero a causa de su juramento, y por los convidados,... mandó a un guardia que trajera la cabeza de Juan» (Mc 6,14-29). Detén tu marcha para preguntarte: ¿Es la mirada de los demás lo que determina mis decisiones? Repite en tu corazón pausadamente: "Señor, que sólo te busque a ti", mientras actualizas el propósito de esta mañana.

Con Jesús por la noche. Recuerda a las personas y agradece. Trae a la memoria las personas con las que has compartido hoy. ¿Qué te han dejado? ¿Cómo ha sido ese encuentro? ¿Qué le agradeces? Aún las situaciones difíciles nos dejan enseñanzas.  



jueves, 2 de febrero de 2017

Nuevas iniciativas



Día 2

La Presentación del Señor

Con Jesús por la mañana. «Es un dato esperanzador comprobar que son muchos los hombres y mujeres que no se resignan a aceptar un mundo tan poco humano. El sentimiento de indignación ha movilizado a la oración y a la acción. Nuevos caminos de comunión se abren paso: la unión en el Amor a Jesucristo y el servicio a los más pobres nos hermanan en la caridad. La colaboración en el servicio y la solidaridad con los más débiles es un motivo de alegría para todos» (Javier Rojas, SJ). Ofrece tu día por los que trabajan a favor de los más "desfavorecidos" y manifiesta la Luz de Cristo que está en ti colaborando hoy con alguna institución de beneficencia.  

Con Jesús por la tarde. «Llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor, ... Simeón lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo: Ahora, Señor, puedes dejar a tu servidor irse en paz, como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos» (Lc 2, 22-40). Haz un espacio en tu día para actualizar la Luz de Cristo en ti y para repetir: «Jesús, que tu Luz brille en mí y a través mío»...Retoma el propósito de la mañana.

Con Jesús por la noche. Detente. Tómate un momento y sé consciente de lo que has vivido hoy. ¿Qué te llena de alegría? ¿Qué te hace perder la paz? ¿Dónde tienes puesto tu corazón? No se puede sentir plenitud interior si no sabemos hacia dónde va nuestra vida.  


miércoles, 1 de febrero de 2017

Despertemos



Día 1

Con Jesús por la mañana. «Nos acostumbramos a la violencia, como si fuese una noticia cotidiana descontada; nos acostumbramos a los hermanos y hermanas que duermen en la calle, que no tienen un techo para cobijarse. Nos acostumbramos a los refugiados en busca de libertad y dignidad, que no son acogidos como se debiera. Nos acostumbramos a vivir en una sociedad que pretende dejar de lado a Dios. Este habituarse a comportamientos no cristianos y de comodidad nos narcotiza el corazón» (Papa Francisco). Ofrece algo en este día por quien esté más necesitado cerca tuyo. Expresa hoy tu fe ayudando a quien, cerca de ti, carece de lo material o de lo espiritual.

Con Jesús por la tarde. «¿No es acaso el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón? ¿Y sus hermanas no viven aquí entre nosotros?". Y Jesús era para ellos un motivo de tropiezo...Y se asombraba de su falta de fe» (Mc 6,1-6). ¿Dónde te encuentras? ¿Cómo está tu fe? ¿Crees que Jesús es Dios en tu vida? Repite al ritmo de tu respiración: "Señor, aumenta mi fe"... mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Explorar tu interioridad. Agradece el día que termina. ¿Qué sentimientos estuvieron presente durante el día? ¿Qué temores tienes? ¿Cuáles son las situaciones que te hacen feliz? ¿Cuidas de aquello que te hace feliz?  


martes, 31 de enero de 2017

Capacidad para elegir



Martes 31

Con Jesús por la mañana. «En las cosas necesarias, la unidad; en las dudosas, la libertad; y en todas, la caridad» (San Agustín) Si tus elecciones están regidas por el amor, por el deseo de ayudar a otros, por anhelo de buscar el bien de los demás y su crecimiento, independientemente de tu provecho personal, has alcanzado el nivel de libertad interior que hará posible que el mundo sea un lugar mejor. Anímate hoy a trabajar por la unidad, dando al que está a tu lado, lo mejor de ti. Ofrece tu día por las intenciones del Papa, que reza este mes por la unidad entre los cristianos.  

Con Jesús por la tarde. “Agarrando a la niña de la mano, le dijo: Talitha qum -que significa: Chiquilla, te lo digo a ti, ¡levántate!” (Mc 5, 41). ¡Levántate de tus enemistades y camina hacia la unidad! Llama, escribe, saluda a quien está enemistado contigo.

Con Jesús por la noche. Mira tu día. Trae a la memoria lo que has vivido hoy. ¿Cómo has contribuido a que la vida de los que están cerca de ti fuera más agradable? ¿Has servido hoy, a quién? Pide a Jesús un corazón más atento a los demás.


lunes, 30 de enero de 2017

Servidor de una gran obra



Lunes 30

Con Jesús por la mañana. «Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo… en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado» (S. Teresa de Calcuta). ¿Cuánto amor pones en lo que haces? Elige una persona cerca de ti que esté más necesitada, y bríndale tu apoyo, tu mano amiga. Inicia tu día ofreciendo todo lo que vivas por las intenciones del Papa.  

Con Jesús por la tarde. «Jesús le dijo: -Vete a tu casa y a los tuyos y cuéntales todo lo que el Señor, por su misericordia, ha hecho contigo» (Mc 5,19). Saluda, sonríe, pide por favor, di gracias, pide con paciencia, no te agites en tus tareas. Que tus actitudes transmitan la paz que Dios quiere dar a través tuyo. Repite al ritmo de tu respiración «Señor, concédeme la gracia de manifestar tu paz en mis palabras» mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Pon nombre a tu día. Reflexiona sobre lo vivido hoy, ¿Cómo llamarías al día de hoy? ¿Por qué eliges ese nombre, qué representa, qué destaca, a qué te recuerda? ¿Has estado disponible para los que necesitaron de ti? Pide ayuda a Dios para que tu estilo de vida refleje criterios más fraternos.  


domingo, 29 de enero de 2017

Cambiar el mundo



Domingo 29

Con Jesús por la mañana. «¡Qué maravilla poder morirse sabiendo que nuestro paso por el mundo no ha sido inútil, que gracias a nosotros ha mejorado un rinconcito del planeta, el corazón de una sola persona! ¡Y qué espantosa esterilidad la de descubrir, a la llegada de la muerte, que hemos sido el bufón de muchos, pero que los más nos despreciaban a la misma hora en que nos admiraban, aplaudían o rociaban de incienso!» (J. L. Martín Descalzo). No te desanimes frente a la incomprensión. Ten fe en lo que crees y en lo que haces! Ofrece tu día por las intenciones del Papa.  

Con Jesús por la tarde. «Felices los pobres de corazón, porque el reino de los cielos les pertenece» (Mt 5,3). Acepta con paz lo que te traiga del día de hoy. No esperes que todos los días sean como imaginas. Dios te ama y te cuida en toda realidad. Repite al ritmo de tu respiración «Señor, dame serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar», mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Repasa y cierra tu semana. ¿Qué situaciones te han dejado paz y cuáles no? ¿Qué te hubiera gustado que fuera diferente? ¿Qué bien has podido hacer y qué daño has ocasionado?  


Blogroll