sábado, 4 de marzo de 2017

Levántate



Día 4

Con Jesús por la mañana. «Una vez que hemos sido revestidos de misericordia, aunque permanezca la condición de debilidad por el pecado, esta debilidad es superada por el amor que permite mirar más allá y vivir de otra manera» (Papa Francisco). Tu manera de mirar la realidad condiciona tu manera de actuar. ¿Cómo miras el error y la fragilidad en los demás? ¿Cómo actúas frente a las equivocaciones de tus hermanos cuando te afectan a ti? Pide a Jesús mirar con sus ojos y sentir con su corazón para ver más allá de la superficialidad de los hechos. Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. «En aquel tiempo, Jesús vio a un publicano llamado Leví, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: «Sígueme.» Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió» (Lc 5,27). ¿Miras con amor a los demás? ¿Reconoces el valor y la dignidad de tus hermanos cuando los miras y les hablas? Repite al ritmo de tu respiración “Dame tus ojos quiero ver como tú”.

Con Jesús por la noche. Agradece y entrega el día. Busca un lugar tranquilo, respira hondo y hazte consciente que estás en presencia de Jesús. Da gracias por el día vivido. ¿Cómo te sientes en este momento? ¿Qué hecho quedó resonando en ti? Tómate un momento. ¿Qué quieres entregar a Jesús?


viernes, 3 de marzo de 2017

Misericordia siempre



Día 3

Con Jesús por la mañana. «La misericordia no puede ser un paréntesis en la vida de la Iglesia, sino que constituye su misma existencia, que manifiesta y hace tangible la verdad profunda del Evangelio. Todo se revela en la misericordia; todo se resuelve en el amor misericordioso del Padre» (Papa Francisco). Con tus gestos de misericordia abres paso al reino de Dios. ¿Qué gestos de misericordia realizarás hoy? En este primer viernes de mes, celebramos la jornada mundial de oración por la intención del Papa, ofrece todo lo que vivas por la intención del Papa, haz click y comparte la oración en las redes. 

Con Jesús por la tarde. «¿Por qué nosotros y los fariseos ayunamos a menudo y, en cambio, tus discípulos no ayunan?» (Mc. 9,14-15) El ayuno cristiano es el que nos ayuda a transformar nuestra vida poco a poco. ¡Haz ayuno del mal humor y de la queja! Haz el bien y busca lo bueno que hay en tu hermano. Pide al Señor “Dame un corazón manso como el tuyo”.

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día. Tu vida diaria tiene un comienzo, un proceso y un final. Es importante recordar cómo iniciaste el día y cómo estás terminando. ¿Con qué sentimientos y pensamientos iniciaste el día? ¿Qué te afectó durante el día? ¿Cómo describirías lo que sientes “aquí y ahora”? Recuerda que el modo en cómo termines el día de hoy influirá en el modo como inicies tu nuevo día mañana.


jueves, 2 de marzo de 2017

Amar la Cruz



Día 2

Con Jesús por la mañana. «Debe continuar por parte de todos el camino espiritual de oración, oración intensa, de participación concreta, de ayuda tangible en defensa y protección de nuestros hermanos y hermanas perseguidos, exiliados, asesinados, decapitados por el solo hecho de ser cristianos. Ellos son nuestros mártires de hoy. La fe en la resurrección de Jesús es la esperanza que Él nos ha traído, el don más bello que el cristiano debe y puede ofrecer a los hermanos» (Papa Francisco). Todos enfrentamos dificultades, ¡No te desanimes! Ofrece a Jesús tus preocupaciones.  Únete en oración por la intención del Papa para este mes. 

Con Jesús por la tarde.  «El que quiera seguirme, que se niegue a sí mismo, cargue con su cruz cada día y se venga conmigo. Pues el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa, la salvará» (Lc 9, 23
-24). ¿Aceptas con buen ánimo las pequeñas cruces de cada día? Recuerda que las dificultades nos enseñan a ser fuertes y también a confiar en Jesús. ¡Aférrate al Señor! Repite al ritmo de la respiración «Señor, aumenta mi fe».

Con Jesús por la noche. Vivir en la verdad.  Recoge lo vivido hoy y toma conciencia. ¿Qué experiencias te enriquecen como persona? ¿Qué situaciones te alejan de los demás, de Dios y de ti mismo? ¿Qué has aprendido hoy? Recuerda: la mejor inversión que podemos hacer es ayudar a los demás.


miércoles, 1 de marzo de 2017

Miércoles de ceniza



Día 1

Con Jesús por la mañana. Iniciamos el camino de Cuaresma, «En el periodo de Cuaresma, oramos diciendo: “Señor, Padre de misericordia y origen de todo bien, que aceptas el ayuno, la oración y la limosna como remedio de nuestros pecados; mira con amor a tu pueblo penitente y restaura con tu misericordia a los que estamos hundidos bajo el peso de las culpas”. Ten misericordia de todos nosotros» (Papa Francisco). ¿Qué te gustaría que el Señor transforme en tu corazón?  Únete a la Red para rezar junto al Papa: Por los cristianos perseguidos, para que experimenten el apoyo de toda la Iglesia, por medio de la oración y de la ayuda material.

Con Jesús por la tarde. «Cuando hagas limosna, no vayas tocando la trompeta por delante, como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; les aseguro que ya han recibido su paga. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha» (Mc. 6, 1-6). Repite al ritmo de tu respiración con fe con fe «Señor, dame un corazón semejante al tuyo».

Con Jesús por la noche. Agradece los encuentros. Trae a la memoria las personas que hoy encontraste. ¿Recuerdas a alguien en especial? ¿Qué ha sido significativo para ti de ese encuentro? ¿Qué sentimientos te ha dejado? ¿A qué te han movido esos sentimientos? Agradece a las personas de este día y ofrécelas a Dios para que las cuide.

martes, 28 de febrero de 2017

Hacer cosas grandes



Día 28

Con Jesús por la mañana. «Cuando somos grandes en humildad, estamos más cerca de lo grande» (Tagore). Cuando busques el último lugar, Dios te dará el primero; cuando busques servir, tu Señor te servirá. No te dejes llevar por la insensibilidad. Elige hoy un gesto de amor que beneficie a alguien que lo necesite. Ofrece esto por la intención del Papa en favor de los "pobres, los refugiados y los marginados"

Con Jesús por la tarde. «Jesús dijo: "les aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más, y en la edad futura, vida eterna. Muchos primeros serán últimos, y muchos últimos primeros» (Mc 10,28…31) Tómate este momento, contacta con Jesús y pregúntale ¿qué lugar te doy en mi vida? Repite en la calma de tu interior: "Que Tú seas lo primero para mí".

Con Jesús por la noche. Vivir en la verdad. ¿Qué experiencias te enriquecen como persona? ¿Qué situaciones te alejan de los demás, de Dios y de ti mismo? ¿Qué has aprendido hoy? Recuerda: la mejor inversión que podemos hacer es vivir en la verdad porque eso nos hacer realmente libres.  


lunes, 27 de febrero de 2017

No te acostumbres



Día 27

Con Jesús por la mañana. «Nos acostumbramos a levantarnos cada día como si no pudiera ser de otra manera, nos acostumbramos a la violencia como algo infaltable en las noticias, nos acostumbramos al paisaje habitual de pobreza y de la miseria caminando por las calles de nuestra ciudad» (Card. J.Bergoglio). Sacude el lastre de la indiferencia y agudiza hoy tu mirada para ver a quien está a tu lado y tenderle una mano amiga. No dejes que se petrifique tu corazón ante las necesidades de los demás. Ofrece este gesto y tu día por la intención del Papa para este mes.

Con Jesús por la tarde. «Cuando Jesús se puso en camino, un hombre corrió hacia él y, arrodillándose, le preguntó: "Maestro bueno, ¿qué debo hacer para heredar la Vida eterna» (Mc 10, 17). ¿Qué cosas o actitudes te impiden darte a Jesús y a los demás? Anímate hoy a ser feliz, desprendiéndote de ti mismo y del egoísmo, mientras renuevas el propósito del día. Repite en tu interior: “Ayúdame a seguirte, Señor”

Con Jesús por la noche. Ser más consciente. ¿Crees que vas creciendo interiormente? ¿Sientes que aumenta tu esperanza, tu amor y caridad? ¿Qué te llena la vida de plenitud? Entrega esta noche a tu Padre del cielo tus preocupaciones.  


domingo, 26 de febrero de 2017

El reinado de la caridad



Día 26

Con Jesús por la mañana. «El dinero no puede satisfacer el corazón del hombre, sino el buen uso que de él se hace, es esto lo que produce la verdadera satisfacción”. “Donde reina la caridad, ahí está la felicidad» Don Bosco.  ¿Usas tus bienes (tu tiempo, tus aptitudes, tus palabras, tu escucha), en favor de tu prójimo? Anímate hoy a buscar lo que te dará la verdadera felicidad, eligiendo una persona que veas en necesidad, para brindarle tu compañía. Ofrece tu día por la intención del Papa, en favor de los que tienen menos, para que encuentren acogida y apoyo en nuestras comunidades.

Con Jesús por la tarde. «No anden agobiados, pensando qué van a comer, o qué van a beber, o con qué se van a vestir. Los paganos se afanan por esas cosas. Ya sabe su Padre del cielo que tiene necesidad de todo eso. Busquen primero el reino de Dios y su justicia; lo demás se les dará por añadidura» (Mt 6,24-34). Haz una pausa y reflexiona: ¿Dónde pongo mi prioridad y mis preocupaciones? ¿Crees en el cuidado tierno del Padre? Medita en tu corazón: "Señor, confío en ti", y actualiza tu propósito de la mañana.

Con Jesús por la noche. Serénate. ¿Cómo ha sido tu fin de semana? ¿Qué momentos te han enriquecido? ¿Has actuado mal con alguna persona? ¿Cómo te dispones a comenzar tu semana? Cierra los ojos, respira hondo y busca la quietud interior para encontrarte con Dios.  


Blogroll