sábado, 25 de marzo de 2017

La Anunciación del Señor



Día 25

Con Jesús por la mañana. «Que los ojos misericordiosos de la Santa Madre de Dios estén siempre vueltos hacia nosotros. Ella es la primera en abrir camino y nos acompaña cuando damos testimonio del amor. La Madre de Misericordia acoge a todos bajo la protección de su manto» (Papa Francisco). Confía en la ayuda materna de María y sigue su palabra de volver los ojos a Jesús. Toma un tiempo para hablar con tu Madre, cuéntale tus inquietudes, tus alegrías, ella espera por ti hoy. Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. «El ángel le contestó: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer se llamará Hijo de Dios... María contestó: Aquí está la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra» (Lc.1,26-38). ¿Cómo sientes la presencia de María en tu vida? Escucha su palabra que te dice: Haz todo lo que él te diga, mientras continúas el diálogo con ella.

Con Jesús por la noche. Agradece y entrega el día. Busca un lugar tranquilo, respira hondo y hazte consciente que estás en presencia de Jesús. Da gracias por el día vivido. ¿Cómo te sientes en este momento? ¿Qué hecho quedó resonando en ti? Tómate un momento. ¿Qué quieres entregar a Jesús?


viernes, 24 de marzo de 2017

Transformar el corazón



Día 24

Con Jesús por la mañana. «Me gustaría que todos meditáramos las palabras del Apóstol, escritas hacia el final de su vida, en las que confiesa a Timoteo de haber sido el primero de los pecadores, «por esto precisamente se compadeció de mí» (1 Tm 1,16). Sus palabras tienen una fuerza arrebatadora para hacer que también nosotros reflexionemos sobre nuestra existencia y para que veamos cómo la misericordia de Dios actúa para cambiar, convertir y transformar nuestro corazón» (Papa Francisco). Da gracias a Dios su amor y transmite ternura a los demás. Recemos juntos por la intención del Papa para este mes. 

Con Jesús por la tarde. «El primer mandamiento es: "Escucha, Israel, el Señor, nuestro Dios, es el único Señor: amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser. " El segundo es éste: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo." No hay mandamiento mayor que éstos» (Mc.12, 29-34). ¿Qué te dicen estas palabras? ¿A qué te invitan? Repite a lo largo del día aquella respuesta que resuene en tu corazón, mientras actualizas el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Haz memoria del día. Tu vida diaria tiene un comienzo, un proceso y un final. Es importante recordar cómo iniciaste el día y cómo estás terminando. ¿Con qué sentimientos y pensamientos iniciaste el día? ¿Qué te afectó durante el día? ¿Cómo describirías lo que sientes “aquí y ahora”? Recuerda que el modo en cómo termines el hoy influirá en el modo con el que inicies tu nuevo día.


jueves, 23 de marzo de 2017

Reconciliación



Día 23

Con Jesús por la mañana. «El amor es el primer acto con el que Dios se da a conocer y viene a nuestro encuentro. Abramos el corazón a la confianza de ser amados por Dios. Su amor nos precede siempre, nos acompaña y permanece junto a nosotros a pesar de nuestros pecados... El Sacramento de la Reconciliación nos ofrece una fuente inagotable de misericordia» (Papa Francisco). Para construir mundo pacificado debemos poner el amor más en obras que en palabras. Acércate a la persona con quien estés enemistado para buscar la reconciliación.  Únete. Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. «En realidad yo lanzo los demonios por el Espíritu de Dios, y con esto sepan que el Reino de Dios ha llegado a ustedes» (Lc 11, 20). ¿Buscas unidad y la fraternidad en tu vida cotidiana? Tus pequeños gestos de amor ayudan a la construcción del Reino. Repite al ritmo de tu respiración, «Señor, que yo ponga paz donde haya discordias».

Con Jesús por la noche. Vivir en la verdad.  Recoge lo vivido hoy y toma conciencia. ¿Qué experiencias te enriquecen como persona? ¿Qué situaciones te alejan de los demás, de Dios y de ti mismo? ¿Qué has aprendido hoy? Recuerda: la mejor inversión que podemos hacer es ayudar a los demás.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Nueva criatura



Día 22

Con Jesús por la mañana. «No perdamos la oportunidad de vivir también la fe como una experiencia de reconciliación. «Reconciliaos con Dios» (2 Co 5,20), esta es la invitación que el Apóstol dirige también hoy a cada creyente, para que descubra la potencia del amor que transforma en una «criatura nueva» (2 Co 5,17)" (Papa Francisco). Dios te llama continuamente a reconciliarte con él y a vivir reconciliado con tus hermanos. Las diferencias con los demás han de ser siempre una oportunidad para crecer en paciencia, tolerancia y amor concreto.  Ofrece tu día la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. «En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: No crean que he venido a abolir la Ley y los profetas: no he venido a abolir, sino a darle plenitud» (Mt.5,17-19). Jesús rescata lo mejor de cada persona y de cada situación, poniendo amor y bondad en toda circunstancia por desfavorable que fuera. ¡Haz tú lo mismo!

Con Jesús por la noche. Agradece los encuentros. Trae a la memoria las personas que hoy encontraste. ¿Recuerdas a alguien en especial?¿Qué ha sido significativo para ti de ese encuentro? ¿Qué sentimientos te ha dejado? ¿A qué te han movido esos sentimientos? Agradece a las personas de este día y ofrécelas a Dios para que las cuide.


martes, 21 de marzo de 2017

Abrazo del Padre



Día 21

Con Jesús por la mañana. «Somos pecadores y cargamos con el peso de la contradicción entre lo que queremos hacer y lo que, en cambio, hacemos (cf. Rm 7,14-21); la gracia, sin embargo, nos precede siempre y adopta el rostro de la misericordia que se realiza eficazmente con la reconciliación y el perdón... La gracia es más fuerte y supera cualquier posible resistencia, porque el amor todo lo puede» (Papa Francisco). El abrazo del Padre espera por ti. Acude al Sacramento de la reconciliación. Ofrece tu día por las intenciones del Papa haz click y comparte tu oración en las redes. 

Con Jesús por la tarde. «En aquel tiempo, acercándose Pedro a Jesús le preguntó: «Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces le tengo que perdonar? ¿Hasta siete veces?» Jesús le contesta: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete» (Mt.18,21-35). ¿Cómo está tu capacidad para perdonar? Repite en tu interior  a lo largo del día el nombre de aquella persona que te ofendió y pídele a Jesús que te ayude a perdonar.

Con Jesús por la noche. Pon un nombre a tu día. Busca aquietarte. Repasa el día vivido. ¿Hubo algún acontecimiento que te afectó en especial durante el día? ¿Cómo te sientes ahora? ¿Qué ha sido lo más significativo de tu día? Mirando lo vivido, ¿Qué nombre pondrías a tu día? ¿Por qué?


lunes, 20 de marzo de 2017

Anuncia



Día 20

San José

Con Jesús por la mañana. «Deseo vivamente que la Palabra de Dios se celebre, se conozca y se difunda cada vez más, para que nos ayude a comprender mejor el misterio del amor que brota de esta fuente de misericordia» (Papa Francisco). Tu ejemplo diario vale más que mil palabras. ¡Vive con amor tu día, eres hijo de Dios, esa es tu dignidad! Recemos juntos por la intención del Papa para este mes: Por los cristianos perseguidos, para que experimenten el apoyo de toda la Iglesia, por medio de la oración y de la ayuda material. 

Con Jesús por la tarde. «Se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: «José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo» (Mt.1,18-21). Dios te habla al corazón, en tus deseos profundos, en tus ganas de vivir, en tus ganas de construir un mundo más humano. Repite a lo largo del día «Sagrado Corazón de Jesús en vos confío y espero»

Con Jesús por la noche. Ser más consciente. ¿Crees que vas creciendo interiormente? ¿Sientes que aumenta tu esperanza, tu amor y caridad? ¿Qué te llena la vida en plenitud? Entrega esta noche a tu Padre del cielo tus preocupaciones.


domingo, 19 de marzo de 2017

Compromiso



Día 19

Con Jesús por la mañana. «Sería oportuno que cada comunidad, en un domingo del Año litúrgico, renovase su compromiso en favor de la difusión, conocimiento y profundización de la Sagrada Escritura para comprender la inagotable riqueza que proviene de ese diálogo constante de Dios con su pueblo» (Papa Francisco). Lee y gusta de la Palabra, te ayudará a conocer a Dios, su modo y su estilo de amor y descubrirlo presente en toda creación. Participa de la lectura, reflexión y meditación de la Palabra para que tu vida espiritual se fortalezca y crezca. Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. «Jesús le contestó: «El que bebe de esta agua vuelve a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré nunca más tendrá sed: esa agua se convertirá dentro de él en una fuente de agua que salta hasta la vida eterna. La mujer le dice: «Señor, dame esa agua» (Jn.4,5-42). Nuestra misión como cristianos es responder al llamado de ayuda de quién sufre. Repite al ritmo de tu respiración «Señor, dame un corazón compasivo como el tuyo», mientras sigues viviendo tu propósito de hoy.

Con Jesús por la noche. Repasa tu semana. Jesús te acompañó toda la semana, estuvo contigo y permanece en ti. ¿Qué sentimiento predominó? ¿En qué momentos te has sentido pleno? ¿Qué te hubiera gustado que fuera diferente? ¿Qué quieres agradecerle a Dios de modo especial? ¿Qué te propones para la semana próxima?


Blogroll