sábado, 3 de junio de 2017

Contagiar fraternidad y bondad



Día 3

Con Jesús por la mañana. «Cada uno de nosotros tiene una historia a sus espaldas, cada uno de ustedes tiene una historia. Muchas cruces, mucho dolor; pero también un corazón abierto que quiere fraternidad. Cada uno, en su lenguaje religioso, rece al Señor para que esta fraternidad se contagie por el mundo. Para que no existan esas 30 monedas para matar a los hermanos, para que siempre haya fraternidad y bondad» (Papa Francisco).  Ofrece tus vivencias de hoy por la intención del Papa y contribuye a la fraternidad en tu entorno mostrando un rostro alegre.

Con Jesús por la tarde. «Cuando Pedro lo vio, preguntó a Jesús: «Señor, ¿y qué será de éste?» (Jn 21, 21).  ¿Le presentas a Jesús tus inquietudes, por las necesidades de tus hermanos? ¿Eres indiferente ante los demás? ¿Colaboras cuando te lo solicitan? Repite al ritmo de la respiración: «Los buenos verán tu rostro, Señor.» Ten presente el propósito de hoy.

Con Jesús por la noche. Hazte consciente. ¿Cómo viviste tu día? ¿Qué sucedió que te causa alegría o tristeza? Identifica las emociones que te “movieron” hoy.  ¿Hubo algún pensamiento que se repitiera? Jesús te acompañó hoy, ¿puedes reconocer su presencia en personas o acontecimientos? Agradece a Dios por tu vida y disponte a iniciar una nueva jornada.

viernes, 2 de junio de 2017

Gestos de guerra o de paz



Día 2

Con Jesús por la mañana. «Hace tres días, un gesto de guerra, de destrucción en una ciudad de Europa, provocada por gente que no quiere vivir en paz. Pero detrás de ese gesto, como detrás de Judas, había otros. Detrás de Judas estaban quienes le dieron el dinero para que Jesús fuera entregado. Detrás de "aquel" gesto están los fabricantes de armas, los traficantes de armas que quieren sangre, no paz; que quieren guerra, no fraternidad» (Papa Francisco).  En este primer viernes de mes, Jornada Mundial de Oración por la intención del Papa, ofrece tu día y mantén una actitud de concordia con tus hermanos.

Con Jesús por la tarde. «Le preguntó por tercera vez: «Simón, hijo de Juan, ¿me quieres?». Pedro se entristeció de que por tercera vez le preguntara si lo quería, y le dijo: «Señor, tú lo sabes todo; sabes que te quiero». Jesús le dijo: «Apacienta mis ovejas» (Jn 21, 17).  Jesús te pregunta: ¿Me amas? ¿Cuál es tu respuesta ante la insistencia de Jesús? ¿A quién te envía a cuidar? ¿Qué respondes? Repite en silencio: Corazón de Jesús, lleno de bondad y de amor, ten misericordia de nosotros.

Con Jesús por la noche. Recuerda a las personas y agradece.  ¿Quiénes caminaron esta jornada contigo? ¿Hubo quien te tendiera la mano? ¿Hubo quién hoy no te aceptó? ¿Qué puedes aprender de las experiencias que viviste con los demás?  Agradece por esos maestros que te ayudaron hoy en tu crecimiento personal.

jueves, 1 de junio de 2017

Capacidad de destruir



Día 1

Con Jesús por la mañana. “¿Por qué somos así? Porque tenemos esta posibilidad de destrucción, éste es el problema. En las guerras, en el tráfico de armas somos emprendedores de muerte. Hay países que venden las armas a éste que está en guerra con éste, y las venden también a éste, para que así continúe la guerra. El problema es precisamente la capacidad de destrucción y esto no viene del vecino sino ¡de nosotros!” (Papa Francisco). Ofrece tu día por la intención del Papa, y pide al Sagrado Corazón de Jesús, por la paz del mundo.

Con Jesús por la tarde. «Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te conocí, y ellos reconocieron que tú me enviaste» (Jn 17, 25).  ¿Reconoces a Dios en el mundo?  ¿Con qué rostro se te presenta el Padre hoy?  Mira atentamente los signos de Dios en tu realidad.  Repite al ritmo de tu respiración: «Protégeme, Dios mío, que me refugio en ti.»

Con Jesús por la noche. Repasa el día. ¿Crees que vas creciendo interiormente? ¿Hay alguna cosa que te incomodó de tus acciones, pensamientos, deseos? ¿Hay algo que quieras agradecer especialmente? Entrega esta noche a tu Padre del cielo, tus preocupaciones.

miércoles, 31 de mayo de 2017

Sentí a Dios tan cerca...



Día 31

Con Jesús por la mañana. Sentí a Dios tan cerca en sus milagros, que me arrasó violentamente detrás de sí. Y lo vi tan cerca de los que sufren, de los que lloran, de los que naufragan, en esta vida de desamparo, que se encendió en mí el deseo ardiente de imitarle en esta voluntaria proximidad a los desechos del mundo, que la sociedad desprecia, porque ni siquiera sospecha que hay un alma vibrando bajo tanto dolor. (Pedro Arrupe sj). ¿Qué te dicen a ti estas palabras? Ofrece tu día por la intención del Papa.  .

Con Jesús por la tarde. “Entonces María se levantó y fue sin demora a la serranía, a un pueblo de Judea.” (Lc 1,39). Tú también puedes acudir en ayuda de tus hermanos que necesitan de ti. Dios cuenta contigo para su misión, pide a Jesús “hazme testigo de reconciliación, justicia y paz junto a mis hermanos de África”.

Con Jesús por la noche. Recuerda los sentimientos. ¿Cómo te has sentido en esta jornada? ¿Con qué sentimientos iniciaste el día? ¿Hubo algún cambio en ellos, en razón de qué? ¿De qué manera vas llegando al anochecer? ¿Qué actitudes tuviste? Pide perdón por aquello que te hubiera gustado que fuera diferente.

martes, 30 de mayo de 2017

Amor por la misión



Día 30

Con Jesús por la mañana. "Sin duda amo esta tierra, pero sobre todo amo a este pueblo. Me gusta decir que una tierra es tan "hermosa" como lo es el pueblo que la habita. Por otro lado, he aprendido a amarlo. Me han enseñado a amarlo mis inmediatos predecesores me  han  ayudado  también  a  comprender  lo  que significa esta pasión" (OMI). Ama cada desafío que lleves entre manos, sueños, proyectos, personas que Dios te da. Di a los tuyos que los amas, que te hacen feliz. Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. “Padre, ha llegado la hora: da gloria a tu Hijo para que tu Hijo te dé gloria, ya que le has dado autoridad sobre todos los hombres para que dé vida eterna a cuantos le has confiado.” (Jn 17, 1-2). Tu realidad, tu vida completa es tu misión, Jesús te la ha confiado y espera de ti tu colaboración. Pon amor en todo lo que hagas repitiendo al ritmo de tu respiración, “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”.

Con Jesús por la noche. Repasa los acontecimientos. Trae a la memoria los acontecimientos vividos desde las primeras horas del día. NO juzgues, sólo pasa por el corazón lo que has vivido hoy como si fuera una película. ¿En qué acontecimiento reconoces a Dios presente? ¿En qué momento diste lo mejor de ti? ¿Qué te propones para mañana? Pide ayuda a Dios.

lunes, 29 de mayo de 2017

El Reino es germinal



Día 29

Con Jesús por la mañana. La primera comunidad de Jerusalén, después de la resurrección, era un pequeño retoño. Y en ella se encarnaba toda la fuerza del anuncio del Reino, así como en la semilla ya está en germen la cosecha. También en las pequeñas novedades de cada día, en tus renovadas fuerzas, tus capacidades, tu trabajo, en una sonrisa, Jesús te propone que lo descubras a Él. La fe es una mística de ojos abiertos, de descubrir a Dios en toda realidad. Presta atención, que tu fe sea hecha de sorpresas. ¿Qué retoños germinales te sorprenden hoy? Ofrece tu día por la intención del Papa. 

Con Jesús por la tarde. “Jesús les contestó: ¿Ahora creen?” (Jn 16, 31). Sigue descubriendo a Dios en todos los acontecimientos y pregúntate ¿Qué cosas te hablan de Dios en tu día? Dile a Jesús ante cada sorpresa “Jesús, te creo, eres Tú”.

Con Jesús por la noche. Descubre la novedad. Cada día es una oportunidad que trae novedades para ti y en ellas, Dios se te hace presente. Pasa por el corazón lo que has vivido, personas, acontecimientos, lugares ¿Cuál fue la novedad de Dios para ti hoy? ¿Cómo has vivido esas novedades? ¿Qué aprendiste? Agradece a Dios.   

domingo, 28 de mayo de 2017

Ascensión del Señor



Día 28

Con Jesús por la mañana. Antes de partir a la casa del Padre Jesús envía en misión a la comunidad de los Once, mermada pues ya no eran doce, con dudas pero en actitud de adoración al Señor que los convoca, minoritaria pues el mundo que en ese tiempo no conocía a Jesús era mayor que sus seguidores, y marginal pues su creencia no era la oficial del pueblo judío. Los envía con la fuerza de su amistad al mundo entero. Reflexiona ¿Cuál es hoy tu campo de misión? Ofrece lo que descubras por la intención del Papa y únete a los cristianos de África. 

Con Jesús por la tarde. “Vayan y hagan discípulos entre todos los pueblos, bautícenlos consagrándolos al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo,  y enséñenles a cumplir todo lo que yo les he mandado. Yo estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo.” (Mt 28, 19-20). Agradece y ofrece la misión recibida y repite al ritmo de tu respiración “Jesús, contigo y como Tú en misión”.

Con Jesús por la noche. Revive tu historia. Al cerrar la semana repasa lo vivido en ella. ¿Ha habido novedades que te han ayudado a crecer? ¿Qué acontecimiento te ha llenado de gozo? ¿Qué sentimientos recuerdas con más fuerza? ¿Qué palabras aún te resuenan? ¿Recuerdas alguna imagen que quede grabada en el corazón? ¿Qué encuentros te han llenado de alegría? Agradece a Dios lo vivido y disponte a iniciar una nueva semana.

Blogroll