sábado, 1 de julio de 2017

La ternura de Dios



Día 1

Con Jesús por la mañana. “Si quieres conocer la ternura de un padre, prueba a dirigirte a Dios. Prueba, ¡y después me cuentas! Por más pecados que hayamos cometido, Dios nos espera siempre y está dispuesto a acogernos y hacer fiesta con nosotros y por nosotros. Porque es un Padre que jamás se cansa de perdonar y no tiene en cuenta si al final, el «balance» es negativo: Dios no sabe hacer otra cosa que amar” (Papa Francisco). Ten gestos de ternura con tus hermanos y únete en oración por la intención del Papa en este nuevo comienzo, por nuestros hermanos alejados de la fe cristiana.

Con Jesús por la tarde. “Pero el centurión le replicó: Señor, no soy quién para que entres bajo mi techo. Basta que digas una palabra, y mi criado quedará sano. Porque yo también tengo un superior y soldados a mis órdenes” (Mt. 8, 6-7). El amor gratuito con el que Dios nos ama, nos dignifica y nos hace merecedores de amor entre nosotros. No prives de tu amor a quien te necesita. ¡Sé generoso y pródigo en dar amor! Repite al ritmo de tu respiración: «El señor es misericordioso con todos» mientras continúas poniendo en práctica el propósito del día.

Con Jesús por la noche. Descubre la novedad. Cada día es una oportunidad que trae novedades para ti y en ellas, Dios se te hace presente. Pasa por el corazón lo que has vivido, personas, acontecimientos, lugares ¿Cuál fue la novedad de Dios para ti hoy? ¿Cómo has vivido esas novedades? ¿Qué aprendiste? Agradece a Dios.  

viernes, 30 de junio de 2017

Construye la Paz




Día 30

Con Jesús por la mañana. «Cada acción y cada gesto de ustedes hacia el prójimo puede construir la paz.» (Papa Francisco).  Las guerras que vemos en muchos países son reflejo de las guerras que los iniciadores tienen en su corazón. ¡Qué paz podemos procurar si en el corazón hay guerras y divisiones! ¿Hay reconciliación en tu corazón? ¿Tienes paz? ¿Contribuyes a la paz? Ofrece tu día por la intención del Papa.  Que hoy, cada acción hacia los demás sea precedida por el deseo de hacer el bien y construir la paz.

Con Jesús por la tarde. «Jesús extendió la mano y lo tocó, diciendo: “Lo quiero, queda purificado”. Y al instante quedó purificado de su lepra» (Mt 8, 4).  ¿De que deseas ser sanado? ¿Qué quieres que Dios transforme en tu corazón? Que estas palabras resuenen en tu interior: «Sagrado Corazón de Jesús, dame un corazón semejante al tuyo». Ten presente el propósito de hoy.

Con Jesús por la noche. Recuerda a las personas y agradece. ¿Hubo quien te tendiera la mano? ¿Hubo quién hoy no te aceptó? ¿Qué puedes aprender de las experiencias que viviste con los demás?  Agradece por esos maestros que te ayudaron hoy en tu crecimiento personal. 

jueves, 29 de junio de 2017

Mensajeros de Dios



Día 29

San Pedro y San Pablo

Con Jesús por la mañana. «La Iglesia los quiere hombres de oración, maestros de oración, que enseñen al pueblo que les ha sido confiado por el Señor que la liberación de toda cautividad es solamente obra de Dios y fruto de la oración, que Dios, en el momento oportuno, envía a su ángel para salvarnos de las muchas esclavitudes y de las innumerables cadenas mundanas. También ustedes sean ángeles y mensajeros de caridad para los más necesitados» (Papa Francisco).  Ofrece tu día por la intención del mes, y reza por los obispos y cardenales de todo el mundo.

Con Jesús por la tarde. «De esta manera, indicaba con qué muerte Pedro debía glorificar a Dios. Y después de hablar así, le dijo: «Sígueme» (Jn 21, 19).  ¿Amas a Jesús con todo el corazón? ¿Sirves al Reino de Dios desde tu vida cotidiana, haciendo con amor y esmero tu tarea diaria? Tú puedes seguir a Jesús desde tu vida de familia, con tus amigos, en tu trabajo, ¡Allí construyes el Reino! Dile a Jesús desde el fondo del corazón: “Aquí estoy, Señor, no tienes que buscar a nadie más”.

Con Jesús por la noche. Repasa el día. ¿Crees que vas creciendo interiormente? ¿Hay alguna cosa que te incomodó de tus acciones, pensamientos, deseos? ¿Hay algo que quieras agradecer especialmente? Entrega esta noche a tu Padre del cielo, tus preocupaciones. 

miércoles, 28 de junio de 2017

Decir no



Día 28

Con Jesús por la mañana. «Entre otras cosas, esta guerra contra el mal comporta decir no al odio fratricida y a los engaños de los que se sirve; decir no a la violencia en todas sus formas; decir no a la proliferación de las armas y a su comercio ilegal» (Papa Francisco). ¿Eres capaz de postergar tu comodidad por ayudar a otros? Colabora con la paz no critiques a otros, no juzgues apresuradamente, no te quejes ante las incomodidades. Ofrece lo que te molesta por la intención del mes como tu contribución personal a la paz.

Con Jesús por la tarde. «Por sus frutos los reconocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los cardos?» (Mt 7, 16).  ¿Te esfuerzas en todo lo que haces o eres tibio ante tus responsabilidades? ¿Buscas el bien para tus hermanos? ¿Cómo son los frutos que entregas?  Pregúntate en el silencio de tu corazón frente a cada momento que vivas: “¿Qué bien puedo hacer en esta situación?”.

Con Jesús por la noche. Explorar tu interioridad. ¿Qué situaciones te hacen feliz? ¿Cómo experimentaste los encuentros que tuviste hoy? Apaga los dispositivos que te distraen y haz silencio.  ¿Con qué sentimientos cierras el día? Agradece por todo lo que el día de hoy te presentó. 

martes, 27 de junio de 2017

Guerra profunda



Día 27

Con Jesús por la mañana. «Existe una guerra más profunda que todos debemos combatir. Es la decisión fuerte y valiente de renunciar al mal y a sus seducciones y elegir el bien, dispuestos a pagar en persona. He aquí el seguimiento de Cristo, he aquí el cargar la propia cruz: esta guerra profunda contra el mal. ¿De qué sirve declarar la guerra, tantas guerras, si tú no eres capaz de declarar esta guerra profunda contra el mal?» (Papa Francisco).  Ofrece tu día por la intención del Papa. Reflexiona ¿Qué dimensiones de tu vida necesitan un cambio? Empieza hoy con un pequeño paso hacia el cambio.

Con Jesús por la tarde. «No den las cosas sagradas a los perros, ni arrojen sus perlas a los cerdos, no sea que las pisoteen y después se vuelvan contra ustedes para destrozarlos» (Mt 7, 6). Eres hijo predilecto y amado de Dios ¿Tomas conciencia del valor que tienes para Él? ¿Te comportas de acuerdo a tu dignidad de bautizado?  Deja resonar en tu corazón: “Padre Nuestro”.

Con Jesús por la noche. Vivir en la verdad. ¿Qué situaciones te alejan de los demás, de Dios y de ti mismo? ¿Qué actitudes tuyas dañan a otros? ¿En qué aspectos reconoces tus talentos? Recuerda: la verdad sobre ti mismo y lo que vives te hará libre. 

lunes, 26 de junio de 2017

Narcotráfico y armas



Día 26

Con Jesús por la mañana. «Otra clase de guerra que viven muchas de nuestras sociedades con el fenómeno del narcotráfico. Una guerra “asumida” y pobremente combatida. El narcotráfico por su propia dinámica va acompañado de la trata de personas, del lavado de activos, del tráfico de armas, de la explotación infantil y de otras formas de corrupción» (Papa Francisco). Ofrece tu día por la intención del Papa.  Visita al Santísimo Sacramento y pide por los que luchan contra el narcotráfico y sus familiares. Acércate a un niño necesitado y ayúdalo en su necesidad de acogida, de vestido o alimento.

Con Jesús por la tarde. «No juzguen, para no ser juzgados» (Mt 7,1).  ¿Eres consciente de tus pensamientos que te quitan la paz? ¿Alimentas tus sentimientos de rencor? ¿Tus actos buscan conciliación con los demás? Repite con tu respiración y degusta cada palabra: «Dichoso el pueblo que el Señor escogió como heredad»

Con Jesús por la noche. Vivir en plenitud. ¿Cómo ha sido tu día? ¿En qué momento te has sentido pleno? ¿En cuáles te has sentido seco y vacío? ¿A qué atribuyes la diferencia? Apunta lo que recuerdas. Registra tu camino  de crecimiento interior como un cuaderno de navegación por tu vida al que puedas recurrir cuando falle la memoria. ¿Qué deseas agradecer? ¿De qué quieres pedir perdón?

domingo, 25 de junio de 2017

Negativa internacional



Día 25

Con Jesús por la mañana. «La construcción jurídica internacional: la paz, la solución pacífica de las controversias y el desarrollo de relaciones de amistad entre las naciones. Contrasta fuertemente con estas afirmaciones, y las niega en la práctica, la tendencia siempre presente a la proliferación de las armas, especialmente las de destrucción masiva como pueden ser las nucleares» (Papa Francisco).  Ofrece tu día por la intención del Papa Francisco y reza por la labor de los Cancilleres, Embajadores y Cuerpos diplomáticos del mundo para que construyan puentes y no murallas. Ayuda a conocidos que estén desavenidos o enemistados para que inicien el camino del reencuentro.

Con Jesús por la tarde. «No les teman. No hay nada oculto que no deba ser revelado, y nada secreto que no deba ser conocido» (Mt 10, 26).  El miedo paraliza. ¿A qué temes? ¿Hay cosas que escondes a Dios y a ti mismo, de las que te avergüenzas? Suéltalas, Dios las conoce y te ama con esas realidades. ¡Abandona tus miedos y vergüenzas! Actualiza el propósito de hoy.

Con Jesús por la noche. Serénate. ¿Qué sentimientos predominaron durante la semana? ¿Qué te hubiera gustado que fuera diferente? ¿Hay alguna actitud que quieras cambiar? Dios te escucha. Sumérgete en los brazos amorosos de Dios que te ama.

Blogroll